Florentino el planificador

El Real Madrid presentó a James Rodríguez, máximo goleador del Mundial y que ha completado tres excelentes temporadas en Oporto y Mónaco. Por el colombiano, de 23 años, Florentino Pérez ha pagado 80 millones de euros. La cifra, a fin de cuentas, puede ya considerarse lo de menos en un escenario vergonzoso sea el Madrid, el Barça, el PSG o el Wimbledon. Lo que llama la atención, o debería, se supone, es observar la planificación de la que hace gala el presidente merengue.

Mientras en otros lugares, sin entrar a detallarlos, cualquier fichaje es estudiado con lupa y provoca encendidos debates, todo aquello que sucede en el Bernabéu se recibe con una admiración absoluta. ¡Negociante! ¡Brillante! ¡Ganador! A cada año que pasa, crecen los epítetos, los adjetivos aumentan y la admiración alcanza el éxtasis. Hoy James es lo más de lo más.

¿Y ayer?

Repasemos la megaexcelente planificación madridista de los últimos cuatro años. Desde el verano de 2010 y hasta el James’s day, Florentino Pérez ha invertido 258 millones de euros en 11 futbolistas para el centro del campo. De ellos, sin contar a Kroos y James, sólo cuatro permanecen en la plantilla (Khedira, Modric, Isco e Illarramendi) y de estos podría decirse que solamente del croata puede sospecharse tenga presencia en el equipo este próximo curso.

El Real Madrid lleva gastados un total de 457 millones de euros (casi 4 veces el presupuesto del Atlético) en fichajes desde aquel verano de 2010 que le han dado para ganar una Champions, una Liga y dos Copas del Rey. A lo visto, la planificación del club es fenomenal.

En la temporada 2010-11 Florentino presentó como Nacidos para jugar en el Real Madrid a Özil, Khedira, Pedro León y Sergio Canales, por los que pagó un total de 93 millones de euros y de los que solamente Khedira sigue en la plantilla. Falta por ver cual será su papel en la temporada que empieza.

En la campaña 2011-12, se pagaron 10 millones por Sahin y Altintop llegó con la carta de libertad, en dos operaciones presentadas como magníficas. Ninguno de ellos dejó recuerdo alguno en Madrid.

En el mercado de invierno del curso siguiente, 2012-13, el presidente se sacó de la manga a Modric por 30 millones de euros porque Özil ya estaba pasado de moda, Canales era un pasado desconocido y Sahin un error de cálculo.

En el verano de 2013 dio el golpe maestro. La españolización del Madrid, el orgullo patrio gastándose 60 millones con Isco e Illarramendi, dos realidades del nuevo fútbol nacional que iban a ser la llave maestra en el futuro inmediato.

Hoy, Isco contempla decepcionado lo que le espera mientras que Illarramendi ya no debe esperar nada. Modric sobrevive, de Pedro León nadie sabe y la moda es James. Y Kroos, un jugador arrancado a Guardiola, del que se decía tenía carácter futbolístico para el Barça pero liderará en el centro del campo al Madrid.

Esta es la planificación de Florentino Pérez. No hace falta compararse con nadie porque, además, es imposible. Ahora mismo en la plantilla del Madrid comparten sitio Xabi Alonso, Khedira, Modric, Isco, Illarramendi, Kroos y James. Sin contar a Di María, que ha jugado el último curso por detrás de la punta o de Gareth Bale, el todocampista por excelencia.

Y es tan gracioso leer alabanzas de todo tipo como decepcionante no descubrir ni una sola crítica. En otros lugares, con más o menos razón, con lógica o sin ella, se disparan cañonazos. En el Bernabéu se lanzan flores.

* Las cifras están extraídas de http://www.transfermarkt.com/

 

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos