FIFA, La Masia y la inexplicable pasividad del Barça

Mucha gente ha reducido el castigo de FIFA al Barça a la imposibilidad de incorporar futbolistas hasta el mes de enero. Pocos, salvo algunas voces aisladas, se centran en el inacabable calvario que está pasando un grupo de chavales que han sido privados de jugar al fútbol, primero, y expulsados a la fuerza de las instalaciones del club, después.

A pocos les suenan los nombres de Lederman, Fofana, Lacava o el coreano Jang Gyeolhee. Algo más ha flotado en los medios del del camerunés Patrice Sousia, a quien los esbirros de Blatter no permiten ni pisar La Masia. Informa hoy Oriol Domènech en Mundo Deportivo que FIFA vuelve a la carga e inhabilita a otros once chavales en edad juvenil, cadete e infantil.

Sorprende ver la aparente pasividad del FC Barcelona ante esa retahíla de golpes. Más allá de proclamar la injusticia del castigo, el aficionado y las familias de los chavales agradecerían un gesto de rebeldía ya no ante la inhabilitación para jugar, sino ante la exagerada medida de no dejar a un adolescente entrenarse en unas instalaciones deportivas.

Hace algo más de un año, un mes después de recibir la sanción de FIFA, Josep Maria Bartomeu incorporó a Albert Soler como Director de Relaciones Institucionales Deportivas. Si su labor era suavizar esas relaciones y abrir nuevas puertas por la vía diplomática, poco éxito ha tenido visto no sólo el resultado, sino que fue relevado del cargo para convertirse en director de los equipos profesionales del club y en modelo fotográfico oficial, Braida mediante, en supuestos acuerdos con la Juventus.

UEFA multa al club por las estelades en un escándalo sin precedentes y el Barça no recurre. FIFA expulsa a los juveniles de La Masia y el Barça no siente ni la más mínima tentación de acudir a la justicia ordinaria para defender el derecho del crío y el deseo de su familia, que exceden sin duda el ámbito deportivo.

Arda Turan y Aleix Vidal jugarán en enero. Y, con suerte, también podrá hacerlo la que dicen que será la próxima perla culé, el coreano Seung Woo Lee, que será mayor de edad el día de Reyes. Lo que ocurra con el resto de niños afectados dependerá de FIFA, sí, pero también de que el Barça como institución sea capaz de hacer algo más que esperar a que le caiga un palo tras otro.

Esperaremos. La durísima carta de Bartomeu a Blatter debe haberse extraviado.

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos