Ferran Latorre prepara el asalto al Nanga Parbat (8.126m)

Han pasado ocho días desde que Ferran Latorre llegó al Campo Base del Nanga Parbat, el pasado 21 de junio. Desde su llegada la expedición ha aprovechado para establecer y equipar el resto de los campos llegando hasta los 7.050 metros por una ruta más larga y nunca lograda de la vertiente norte del Diamir. Una ruta que han intentado varios alpinistas, como Reinhold Messner y Simone Moro, pero que nunca nadie ha conseguido finalizar con éxito.

Ferran Larorre Nanga Parbat 1

Recuperando una nueva vía, miedos y dudas en continua superación

La idea de la expedición era recuperar una ruta inhóspita al Nanga Parbat, y hacerlo además con esquíes. Un proyecto que germinó hará un año, cuando Yannick Graziani, Tom Seidensticker y Latorre subieron al Gasherbrum I, i que finalmente se materializó al hacer el primer paso fuera del Camp Base.

La ruta ha sido intentada sin éxito varias veces, entre otros por Reinhold Messner y Simone Moro, pero sin llegar muy arriba. Los intentos más importantes los llevaron a cabo la francesa Elisabet Revol con un polaco, y unos años antes una pareja de austríacos, llegando las dos cordadas casi al mismo punto, unos 7700 m. De hecho, el último intento fue llevado a cabo por Simone Moro y Tamara Lunger este último invierno. Llegaron a uno de los puntos cruciales de la ruta, la gran barrera de seracs situada a unos 6100 metros y que no consiguieron superar. Al descartar esta ruta, decidieron atacar la vía normal, la conocida como Kinshoffer, que había sido ya prácticamente equipada por Alex Txikon y Ali Sadpara. Y cómo sabéis, las dos cordadas fueron las primeras en escalar el Nanga Parbat en invierno. De hecho, gran parte de la información que teníamos de esta ruta nos la proporcionó el mismo Simone.

ferran latorre nanga parbat

Con esquíes a 7.000 metros

Para agilizar la ascensión debido al largo recorrido de la misma, la expedición ha hecho el tramo del glaciar Diamir con esquíes. Llegados al punto más alto a 7.050 metros, los alpinistas, se pusieron los esquíes y bajaron hasta los 4.500 metros con un desnivel de 3.000 metros. La experiencia ha sido increíble.

Ferran Latorre acompañado de los franceses Hélias Millerioux y Yannick Graziani atacarán la cumbre aprovechando la ventana de buen tiempo prevista por la semana que viene. La expedición estará bien atenta a los pronósticos meteorológicos.

Podéis seguir la expedición en tiempo real aquí.

Os animamos también a seguir el día a día de la aventura a través de los canales digitales del alpinista catalán bajo el hashtag #Cat14x8000.

Si todo va bien, la 9ª montaña más alta del planeta, será el 13º ochomil conseguido sin oxígeno artificial de Ferran Latorre. El último ochomil del proyecto 14×8000 será el Everest que Latorre atacará durante la primavera de 2017.

Fotos: Hélias Millerioux

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos