Mañana arranca la 8ª edición de la Everest Trail Race by The Elements con 43 corredores y corredoras que se han preparado física y mentalmente para afrontar una carrera donde se sale de la zona de confort y se vive de forma intensa.

Es bastante complicado correr por una zona del planeta donde cada paso cuesta más de lo normal en altitud, donde cada día se dormirá en una tienda de campaña donde sólo se puede llegar a pie o en helicóptero y donde el cansancio se acumula cada día para completar los 160km que recorren la Everest Trail Race by The Elements durante 6 etapas. Pero la vida siempre presenta nuevos retos por descubrir. Un total de 43 participantes de todo el mundo vivirán los próximos días en el Himalaya una carrera a pie diferente donde es necesario realizar grandes esfuerzos para llegar a la línea de salida y todavía más para cruzar la de llegada.

Hoy los corredores han desayunado muy pronto en el hotel de Kathmandu para realizar posteriormente un viaje por carretera complicado de casi 200km. Tras casi 8 horas en mini bus han llegado al campamento de Jiri donde dormirán en las tiendas de campaña bien abrigados para empezar mañana la primera etapa de la Everest Trail Race de 21km entre Jiri y Bhandar. Situado en el distrito de Dolakha, Jiri es el último punto donde llega la carretera asfaltada y a la vez es la puerta de entrada natural al distrito del Solukhumbu donde se realizarán 5 de las 6 etapas con cimas tan emblemáticas como Everest, Lhotse o Ama Dablam que los corredores podrán ver mientras corren. Desde Jiri partían inicialmente las expediciones que pretendían coronar el Everest. Concretamente la que holló por primera vez la cima del techo del mundo liderada por Sir Edmund Hillary salió desde aquí.

El marcaje de la carrera ya está hecho y también están equipados los avituallamientos de todas las etapas. El marcaje se ha realizado como siempre de manera exhaustiva y prestando mucha atención a los cambios en el terreno en relación al año pasado. El Monzón ha sido intenso y en algunos casos ha afectado los caminos dentro del trazado de la competición. Los corredores saben a lo que se van a tener que enfrentar con una actitud y disposición absoluta después de escuchar las indicaciones del director de la carrera Jordi Abad en el brieffing realizado ayer en Kathmandu. El recorrido se revisa hasta 3 veces antes del paso de los corredores. La última vez 24 horas antes de la etapa oficial por parte del equipo de controladores encargado de equipar la etapa. Antes de viajar a Jiri se realizaron los importantes controles médicos y técnicos donde los corredores se presentaron vestidos con la ropa de carrera para comprobar que todo estaba tal y como la organización había pedido. Los corredores también entregaron el equipaje que dejaron en Kathamdu y una bolsa que la organización les dará al final de la última etapa en Lukla. Posteriormente se les entregó el roadbook, el transpondedor y el dorsal. También la tarjeta de control para los distintos controles de paso que tendrán que llevar siempre consigo. El dorsal deberá estar siempre visible en el pecho o la mochila para evitar ser parados en los controles militares de la zona del Khumbu. Los corredores también tuvieron un control técnico donde se revisó el material obligatorio y el peso de la mochila. La organización es especialmente estricta con el material técnico obligatorio para que los participantes puedan afrontar con garantías cualquier incidencia meteorológica que se pueda producir durante el recorrido.

Finalmente también pasaron el control médico donde el equipo médico de la carrera también revisó la documentación obligatoria (electrocardiograma en reposo, certificado médico y prueba de esfuerzo que se ha pedido por primera vez). También se hizo una pequeña entrevista para conocer las especificidades médicas de cada participante. Los corredores también aprendieron el funcionamiento y reglamento del dispositivo de geolocalización de Global Plus que les va a permitir estar geolocalizados en todo momento durante la carrera.

A la Everest Trail Race han venido corredores y corredoras de élite como Jordi Gamito y Manuela Vilaseca del equipo The Elements. Van a poner muy cara la victoria a los corredores internacionales los corredores locales como por ejemplo los nepalíes Ngima Sherpa y Pasang Sherpa. Las mujeres también son dos: Lackpa Kanchhi Sherpa y Purnimaya Rai. Empieza la aventura para los 43 participantes de la 8ª edición de la Everest Trail Race by The Elements. Uno de ellos Joan Soler, el corredor catalán participa por cuarta vez consecutiva después de trabajar muchos años en la mina. Los próximos días conoceremos su historia.

FOTOS: IAN CORLESS