Euroliga 2013-14: El regreso de Obradovic

Después de un merecido año sabático, Zeljko Obradovic no ha podido resistirse al poderío económico del baloncesto turco. El técnico más laureado de la Euroliga tendrá en sus manos una de las plantillas más exuberantes y talentosas de la competición, el Fenerbahce. Encuadrado en el Grupo A, el más llamativo en la primera fase por la presencia de CSKA Moscú, FC Barcelona y del equipo turco, ninguno de los teóricos favoritos debería tener el menor inconveniente en esta fase de la competición que solamente elimina a dos equipos de cada grupo.

Para la cuarta plaza -la última que clasifica al TOP 16– se prevé una cruenta lucha entre el Partizán de Belgrado y los dos debutantes: Nanterre, campeón francés, y Budivelnyk.

El Barça de Xavi Pascual ha potenciado todas sus líneas  y ha logrado armar un equipo de nivel que aspira al título. Con la contratación del cañonero Jacob Pullen (ex de la Virtus Roma) complementan el puesto de base, en el que continúan Víctor Sada y Marcelinho Huertas.

Para completar su línea exterior, se han hecho con los servicios de dos jugadores contrastados y de indudable potencial, Kostas Papanikolau y Bostjan Nachbar. El griego fue campeón de Europa con Olympiacos y el esloveno es un refuerzo de lujo que atesora una vasta experiencia en la NBA. Brad Oleson y Álex Abrines deberán luchar por tener más minutos en una plantilla que recupera a su máxima estrella: Juan Carlos Navarro.

En la pintura Pascual se ha reforzado con dos jugadores antagónicos. Maciej Lampe aporta movilidad y un gran nivel ofensivo y Joey Dorsey es un portento físico que subirá el nivel defensivo y aportará muchos rebotes. La idea de Pascual es tener una plantilla larga para dosificar a Lorbek y Tomic, por ello concederá mayor protagonismo a Marko Todorovic y Mario Hezonja.

El CSKA ha hecho pocos cambios pero claves a la hora de apuntalar las carencias del año pasado. La llegada del base norteamericano Jeremy Pargo, que viene de jugar a un gran nivel en la NBA, completa un tridente de auténtico lujo con Milos Teodosic y el siempre intenso Aaron Jackson.

En el juego exterior se han hecho con los servicios de Vitaly Fridzon, una de las figuras del Kimkhi, que compartirá tareas ofensivas con el mejor en su puesto, Sonny Weems. El perímetro se complementa con dos aleros de perfil polivalente como son el serbio Micov y Vorontsevich, ambos de un enorme potencial.

En el juego interior siguen contando con una de las mejores parejas de Europa, Victor Krhyapa y Nenad Krstic. El primero es un jugador tremendamente versátil y con un buen abanico de recursos ofensivos y Krstic es, sin duda alguna, uno de los mejores cincos de la competición. Alexander Kaun continuará aportando físico y fortaleza en la zona, como también lo hará Kyle Hines, jugador arrebatado a su más directo rival (Olympiakos) y uno de los fichajes más importantes del cuadro moscovita.

El Fenerbahce Ulker de Zeljko Obradovic ha reforzado su plantilla con jugadores de un nivel incontestable, dos de ellos –Zoric y Bjelica– provienen de la Liga Endesa y los otros dos –Bogdanovic y Kleiza– formaron parte del quinteto ideal del pasado Eurobasket. La nave turca seguirá siendo capitaneada por Bob Mc Calebb, y Bob Ermis será el encargado de darle los relevos en la dirección del juego.

Kleiza y Bogdanovic son las grandes aportaciones en el juego exterior. El serbio se marchará a los Nets el año que viene y el lituano ha tomado el camino inverso, después de haber demostrado su nivel en la mejor liga del mundo. El veterano Omer Onan y Emir Preldzic completan un juego exterior de ensueño para el club del Bósforo.

Luka Zoric y Nemanja Bjelica, dos balcánicos que ya mostraron sus credenciales en la Liga Endesa, serán la referencia en la pintura. El croata es poseedor de una amplia gama de movimientos rápidos en la zona y el serbio es una de las joyas de esta Euroliga, un 2.09 capaz de jugar de lo que quiera. Oguz Savas, Gasper Vidmar e Ilkan Karaman conforman el fondo de banquillo del equipo de Zeljko.

Los debutantes Nanterre y Budivelnik Kiev, junto con el Partizán de Belgrado, optan a esa cuarta plaza que otorga la clasificación. Los franceses, que juegan en un ciudad de 90.000 habitantes cercana a París, han contratado a Kevin Lisch y el ex del Alba de Berlín Je’kel Foster como bases. Como aleros destacan Meacham y Will Daniels, que viene de hacer una enorme temporada en el VEF Riga. También del Alba proviene una de las referencias del baloncesto francés, Ali Traoré, todo potencia física y de la NCAA se han traído a Deshaun Thomas.

Los ucranianos del Budivelnik se presentan con tres jugadores ex ACB: Ahearn (ex Estudiantes, 23 puntos por partido en el DongGuan chino), Downs (revelación en Manresa hace 2 temporadas) y Darjus Lavrinovic. Cuentan con una potente línea exterior merced al fichaje de Ricky Minard (Besiktas) y el alero Artur Drozdov, pero donde mejor han optimizado la plantilla ha sido en el juego interior, con la llegada de Dajuan Summers (ex Montepaschi) y el lituano Darjus Lavrinovic, curtido en mil batallas y referencia del equipo.

Completa el grupo un Partizán de Belgrado que volverá a sustentarse en Dragan Milosavljevic y Bogdan Bogdanovic, su pareja de exteriores, y en la zona con el letón David Bertans y Djordje Gagic. En el banquillo destaca la conexión francesa formada por Dallo, Westermann y Lauvergne.

En lo que concierne al resto de grupos, el Real Madrid luchará por la primera plaza del Grupo B ante equipos venidos a menos en las últimas temporadas como el Armani Milano o el Anadolu Efes. Los italianos no han escatimado nada y han tirado de talonario con los fichajes de Moss y Kangur (de su directo rival, Montepaschi), el base Jerrells, Samuels, el ex barcelonista Wallace, Barone, Gigli y el ex Gran Canaria, Haynes.

El Efes hace una apuesta por jugadores de la casa después de la marcha de jugadores del calibre de Farmar, Tunceri o Batista. Han fichado a uno de los mejores bases de Europa, el croata Planinic y a los aleros Vasiliadis (ex ACB) y Hopson, que viene de hacer una buena temporada en el Hapoel Eliat. En la zona tienen una pareja de altos vuelos con el serbio Dusko Savanovic y Semih Erden.

Brose Baskets Bamberg, Estrasburgo y el Zalgiris Kaunas de Sarunas Jasikevicius, completan un grupo que no debe presentar ningún obstáculo a las aspiraciones del Real Madrid por la primera plaza.

En el grupo C nos encontramos con cuatro equipos candidatos a ocupar esas cuatro primeras plazas. Olympiacos, en su afán por extender su dinastía y optar a su tercer entorchado consecutivo, ha suplido la marcha de Papanikolau, Antic o Hines con los fichajes del ex madridista Begic, el mejor jugador belga, Lojeski y los americanos Dunston, Simmons y Petway. La posición de base la tienen bien cubierta con la renovación de Spanoulis -MVP de la Final Four- y máxima estrella de los griegos.

Unicaja de Málaga parece decidido a dar un paso adelante y presenta una batería de fichajes interesantes con las adquisiciones de Granger, Toolson, Suárez, Hettsheimer , Caner-Medley -todos con experiencia en la ACB- y jugadores con pedigrí europeo como Kuzminskas y Stimac.  El objetivo de Joan Plaza es volver a situar al club andaluz en el panorama europeo y recuperar el status de antaño.

Montepaschi de Siena y Galatasaray son las otros dos claros candidatos para el TOP 16. Los italianos han llevado a cabo una revolución cambiando el 70% de la plantilla. Sólo continúan Hackett, Ortner y Ress, el resto son todo caras nuevas. Green, Carter, Rochestie, Viggiano, English, Nelson y Hunter son la apuesta del club toscano para esta temporada.

El Galatasaray, actual campeón de Turquía, es el nuevo poder económico establecido. A buen seguro, será uno de los rivales más duros en la competición gracias a los fichajes del nivel de Erceg, Jawai y Markoishvili, proporcionando fondo de armario a una plantilla que mantiene a sus líderes, el base puertorriqueño Carlos Arroyo, Jamont Gordon y Henry Domercant. En la segunda línea han incorporado al ex de los Pistons, Walker Russell y el internacional turco Sinan Guler.

Bayern de Munich y Stelmet ZG de Polonia son los candidatos a ocupar las dos últimas plazas de éste grupo.

En el grupo D, el Laboral Kutxa de Sergio Scariolo tendrá que pelear con Panathinaikos, Maccabi Tel Aviv, Lietuvos Rytas, Estrella Roja y Lokomotiv Kuban.

Los griegos mantienen la base del curso pasado y alrededor de su máximo exponente, Diamantidis, ensamblan un equipo cuyos referentes serán jugadores ya consolidados como Batiste, Bramos, Fotsis, Ukic, Lasme y la nota exótica que pone el chino Ping Shang.

El Maccabi de Tel Aviv, con el flamante fichaje del ex barcelonista Joe Ingles, cuenta con Schortsanitis, Guy Pnini y Ricky Hickman como máximas figuras.

Lokomotiv, Lietuvos y Estrella Roja también serán rivales de cuidado para los vitorianos en su objetivo por clasificarse para la segunda fase.

 

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos