Estreno plácido del Barça en la Supercopa (66-95)

supercopa

El nuevo Barça de Xavi Pascual comenzó su participación en la Supercopa Endesa de baloncesto derrotando a Baskonia (66-95) en un plácido encuentro. El debut sirvió para ver en primera persona qué pueden aportar las nuevas incorporaciones como Doellman o Satoransky.

El primer partido oficial del Barça duró solo 10 minutos. En concreto, los del primer cuarto, que terminó con una ventaja de 15 puntos para los culés. Si ya era amplia la distancia en el marcador, más aún lo era la diferencia que se veía en la cancha. Un Barça a medio gas, sin la máxima intensidad posible fue mucho rival para los locales.

Con Satoransky llevando la manija del equipo desde el inicio, el Barça buscaba a Doellman y Tomic por dentro. La pareja interior que tiene a su disposición Pascual es la mejor de Europa y ofrecieron lo que se espera de ellos: juego de espaldas al aro, movilidad, tiro y pase. Y desde ahí cimentó la victoria el Barça.

Baskonia dudaba si ayudar a los interiores y dejar espacios en el perímetro o jugar más en individual y defender sin tantas ayudas en la pintura. Con el talento que tiene el Barça, destrozó a su rival siempre desde dentro, donde se generaba todo el juego. O anotaban Tomic y Doellman o Abrines y Oleson se aprovechaban del espacio generado por ellos.

Ni los problemas que tuvo Thomas para defender a San Emeterio, ni el pequeño atasco anotador que tuvieron los de Pascual cuando en pista no estaban ni Doellman ni Tomic permitieron a Baskonia meterse en el partido, ya que no logró rebajar la ventaja a menos de 10 puntos en ningún momento del segundo cuarto.

Al descanso se llegó con 20 puntos de ventaja (29-49) para un Barça que cuando sufrió en ataque supo mantener las diferencias gracias a la defensa. Primero porque los hombres de Pascual controlaban el rebote ofensivo impidiendo al rival correr, y después porque la la intimidación de los interiores del Barça apagó las ideas de los locales.

La segunda parte fue un trámite. Lo aprovechó Pascual para dar descanso a sus jugadores y para probar cosas. También lo hizo Navarro para darse un gustazo y marcarse una pequeña exhibición de tiro. Sobre la cancha pudimos ver a Pleiss como generador de juego culé desde dentro, a Hezonja jugar bastantes minutos o a Abrines comenzando a pedir galones, pero poco más que contar, puesto que Baskonia bajó los brazos demasiado pronto.

Quien no se relajó fue el Barça. Aunque en ataque no fue tan ortodoxo en los últimos cuartos, defensivamente seguían aplicándose, sin conceder canastas fáciles, haciendo falta si era necesario, buscando el rebote en ambas canastas y peleando cada bola. Y eso evitó que más de uno durmiera en el pabellón.

Es demasiado pronto para todo, tanto para disparar la euforia como para sacar conclusiones. Pero no lo es para afirmar que la plantilla tiene los roles más definidos que el año anterior, que la base es muy parecida y que los cambios introducidos son totalmente lógicos. Por eso soñar está permitido, pero nada más. El debut en le Supercopa fue solo el primer partido de la temporada.

FICHA TÉCNICA

LABORAL KUTXA: Heurtel (17), Johnson (8), San Emeterio (11), Gomes (6) e Iverson (4) -cinco inicial-, Perkins, Hamilton (5), Bertans (11), Tillie (2), I. Diop (2).

FC BARCELONA: Satoransky (15), Oleson (11), Thomas, Doellman (9), Tomic (6)-cinco inicial-, Huertas (2), Navarro (14), Pleiss (7), Nachbar (6), Lampe (4), Abrines (16), Hezonja (5).

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos