Esperando al sol

CLICK HERE TO READ IT IN ENGLISH

Cuando llegas a mediados de abril te imaginas pasando un domingo en el jardín o tomando un refresco en una terraza. No encerrado en casa, escuchando cómo el viento te agobia y pasando las horas con este huracán. Llevo ocho años casi en Inglaterra y a estas alturas siempre tenía el sol acompañándome. Este año nada es igual. En ningún sentido. Paciencia y esperemos que en lo que falta de abril llegue el buen tiempo.

En el fútbol el sol no nos aparece por Blackpool ni de casualidad. Ya sea por una cosa o por otra seguimos sin lograr lo que merecemos. El martes de la semana pasada jugamos un muy buen partido contra el Reading, debimos ganar, dominamos, creamos ocasiones… Y nos empataron con un gol que ganaría un premio en un programa de vídeos de risa. El bueno de Darren O’Dea intenta despejar presionado por Yakubu, con tan mala suerte que le da de pleno en la cara a Grant Hall, nuestro lateral derecho. El resultado, gol de ellos a los 26 segundos de empezar la segunda parte y conmoción para Grant que al caer al suelo se vuelve a lesionar su tobillo maltrecho.

Esto solo nos puede pasar a nosotros. He nombrado a Yakubu. Como expliqué con Gudjohnsen, en esta Liga te encuentras con futbolistas de este calibre. Recuerdo cuando jugaba en el Swansea y fuimos a Blackburn que me encontré con Michel Salgado, que no jugaba porque el club se negaba a tener que pagarle otro año su contrato multimillonario que se renovaba automáticamente al jugar un cierto número de partidos que desconozco. Hacía un frío del carajo y lo que debía ser malo para un nigeriano no lo era para él, porque Yakubu nos metió cuatro goles él solito. Ya han pasado tres años de aquello y su físico no es el mismo, pero sigue siendo una roca.

Antes de salir a jugar me fijé en la camiseta de Joe Lewis. La tenía firmada y pensé que era algo premeditado porque la iba a sortear después del partido (en Inglaterra a veces se hacen cosas de este tipo). Pero resulta que no, que él ni se había dado cuenta ni lo sabía así que pidió corriendo otra de recambio… Y no había otra, tuvo que jugar con esa. Me entró la risa floja porque quiso ponerse un esparadrapo para tapar la firma de marras y aún quedaba más curioso. Cosas así, detalles sin aparente importancia, para mi marcan la diferencia en un club. Hay detalles que deben mejorarse como club. ¿Una tontería? Probablemente, pero no es normal.

Al final Joe acabó lesionándose, como Grant. Menuda mala suerte. Y para acabar de redondear el cuadro el Wolves va y recupera a Michael Jacobs, un chaval sensacional y que estaba empezando a dar la medida de sus posibilidades. Espero que le vaya muy bien en el futuro porque tiene una calidad muy interesante.

El sábado, en Ipswich, me quedé con cara de tonto. Sí, tal cual. Me dejó muy mal sabor de boca porque empezamos fantásticos, marcando yo un buen gol gracias a la gran asistencia que me regaló Cameron, y acabamos perdiendo. Y conmigo ‘asistiendo’ a su segundo gol con un error que no tiene explicación. ‘El campo estaba mal’, ‘El balón me botó mal’, ‘Me vino de un rebote’… Excusas que no van conmigo. Por desgracia a veces cometes errores inexplicables y a mi me pasó. Tengo que asumir la responsabilidad, aceptarlo y ya está. Lo peor es que conseguimos volver a empatar y al final encajamos el 3-2 en una jugada que se debió evitar. Es la historia de esta temporada. Cuando acabe la Liga miraré todos los resultados. Tiemblo al pensar los puntos que se nos han ido de manera ‘curiosa’. Por decirlo suavemente. Seguramente no habríamos evitado el descenso, pero estaríamos en otra realidad. Seguro.

El martes vamos a Derby. Al empezar la temporada habría apostado a que ganarían el título porque tienen un equipo muy compensado, con grandes jugadores y hacen un fútbol muy serio y firme. Ahora es quinto, sufriendo por entrar en el play-off y pasando un momento difícil. Iremos con la intención de darles un susto y sin bajar los brazos, aunque es un partido especialmente complicado porque ellos se juegan mucho.

Ayer acabé el domingo en el sofá disfrutando del derby de Manchester. Esperaba un buen partido y lo fue, aunque el City me supo a poco. No sé la razón pero se ha venido abajo en los tres últimos meses y si el Liverpool gana hoy al Newcastle aún le amenazará la cuarta posición. El United está empezando a tener el carácter de Van Gaal. Blind le dará mucho, Mata es espectacular y el equipo, en conjunto, ha crecido.

Claro que es otra Liga diferente a la nuestra. En el Blackpool vivimos una realidad muy distinta y lo que debemos hacer es acabar la temporada con la mejor imagen posible. Se lo debemos a nuestra gente. Claro que, bien pensado, les debemos tanto…

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos