Escándalo, es un escándalo

(Canción de Raphael de fondo)

Te acuestas leyendo que un juez de línea (ahora llamado árbitro asistente) denuncia que desde la Federación Española de Fútbol le han llamado para “aconsejarle” que si es designado perjudique al Barça en el el Clásico (el derby de toda la vida) y te despiertas sin que desde la Federación hayan dicho esta boca es mía.

Y con el Barça a la expectativa, ‘ni sí ni no ni todo lo contrario, Dios, qué podemos hacer!’, el Madrid en silencio y recordando que ‘macho, menudo repaso les dimos a los del pesegé, y el señor Jacinto Vicente, abogado, de gira para explicar lo que no puede decirse, resulta que este partido va a durar un mes, que amenaza con hacerse larguísimo.

Creer o no creer, esa es otra cuestión, todos los datos que se han ido conociendo invitan a pensar que el fondo está podrido absolutamente. El “ya se ha hecho en otras ocasiones” suena de fondo mucho más grave que la posibilidad de que el partido del Bernabéu esté bajo sospecha.

Sí. Hay que “dirigir de una forma determinada consistente en perjudicar los intereses del Barcelona” se dice en la denuncia que ya obra en poder de la Fiscalía Anticorrupción y es investigada por la Guardia Civil… Pero de lo sucedido hasta hoy, ¿qué decir?

José Ángel Jiménez Muñoz de Morales, portavoz del Comité Técnico de Árbitros, es señalado como el personaje que realizó la llamada desde un teléfono de la propia sede federativa. Tantos años mirando series americanas con personajes que utilizan móviles de usar y tirar para llevar a cabo sus amenazas y se acaba así en Madrid… A saber si llamaría, suponiendo que lo hiciera, desde el propio despacho del señor Villar.

“Es algo inaudito y kafkiano. No tengo ni idea de dónde viene” se defiende Muñoz de Morales, jurando y perjurando que él no tiene ni idea de qué va el cuento. Árbitro de Primera entre 1985 y 1991 que solamente dirigió un partido al Barça (1-1 ante el Mallorca en el Camp Nou), de la memoria del señor Muñoz de Morales puede dudarse, por cuanto como candidato de Falange Española a las elecciones de la Comunidad de Madrid en 1999 nunca supo nada de fosas comunes o mandangas de ese tipo…

Mientras, el asistente de marras, el juez de línea de toda la vida, se mantiene anónimo por mucho que su abogado tiene claro que esa situación no va a poder eternizarse. De momento ya ha trascendido que desde la Federación se pudo también ‘aconsejar’ a un asistente de José Luis González González en la misma dirección, por cuanto no conociéndose aún el equipo arbitral que dirigirá el Clásico del 21 de noviembre se estarían haciendo llamadas diversas a varios ‘aspirantes’.

De la postura del Barcelona no debe extrañar apenas nada. Desde el “estamos muy enfadados” de Sandro Rosell y hasta el “iremos al tribunal de Estrasburgo si hace falta” de Jordi Mestre, el Barça apunta mucho y no dispara nada. Gritar y poco más.

Curioso es descubrir que el Real Madrid, con Florentino Pérez a la cabeza, no se haya presentado ya en el juzgado de guardia para defender la honorabilidad, que debe tenerla, su club en todo este asunto.

Y kafkiano, permítanos señor Muñoz de Morales, es que la Real Federación Española de Fútbol no haya reaccionado a las nueve de la mañana con toda la fuerza de la razón que le debe asistir en todo el tema.

La LFP del señor Tebas (delegado de Fuerza Nueva) tampoco parece muy interesada en la denuncia. O sí lo está y prefiere callar.

El “Esto no es nuevo, ya ha ocurrido en otras ocasiones” conduce al pasado. Y aquí todos tendrán su imagen particular. Pero la general es una: un escándalo mayúsculo y una vergüenza infinita que va más allá, mucho más allá, del puñetero Clásico, derby, del 21 de noviembre.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos