En la puerta de salida

Con contrato hasta junio de 2015, el futuro de Dani Alves en el Barça más allá del final de esta temporada está en el aire por cuanto el club ha dado largas a tratar la prórroga del acuerdo, como pretendió el entorno del futbolista el pasado verano, y que daría a entender que la pretensión de la directiva de Sandro Rosell es traspasarle.

El lateral brasileño, que en mayo cumplirá 31 años, mantiene un excelente cartel y existe la seguridad de que completará, si las lesiones no lo impiden, una gran temporada con el cierre del Mundial, lo que ha llevado a considerar al Barça que el próximo verano será el momento adecuado para ponerle en el mercado.

En los últimos 18 meses, tanto el PSG como el Mónaco mostraron interés en su situación, pero el jugador arrancó una mejora de su contrato en el Camp Nou y decidió su permanencia, una situación que puede haber cambiado a la vista del inmovilismo del club ante la pretensión de renovar mostrada por el futbolista.

Alves, que cumple su sexta temporada en el Barça y lleva a sus espaldas 266 partidos oficiales, querría abandonar la entidad por la puerta grande y huyendo de cualquier polémica, algo en lo que coincide con el club, que se daría más que satisfecho recibiendo una oferta que superase los 15 millones de euros.

Un traspaso por esa cifra, sumado a los más de siete millones que se ahorraría de su sueldo por la temporada restante, convertirían la salida del lateral en una operación redonda para el Barça, que ya estaría rastreando el mercado en busca de un remplazo de garantías, por cuanto el ascendente de Martín Montoya, que también acaba contrato y cuyo futuro no está nada claro por diversos motivos, no convence.

El futbolista brasileño conoce las intenciones iniciales del club desde que su ex esposa, que ejerce de representante, le comunicó que su acercamiento para tratar una prolongación de contrato más allá de 2015 no había recibido consideración, lo que le convenció de que la intención última del Barça es hacer caja con su venta este próximo verano.

Así las cosas, a nueve meses de acabar la temporada y mientras se da por hecho que Iniesta se encuentra en la recta final de su renovación o Piqué espera turno para comenzar a discutir la suya, Dani Alves, que como ellos acaba su contrato al acabar la próxima temporada, empieza a sospechar que el club valora más el rendimiento económico que puede conseguir de un traspaso que atar su continuidad en la plantilla.

zuñigaLa intriga en cuanto al brasileño aumenta cuando comienza a circular en el entorno el nombre de Juan Camilo Zúñiga. El lateral colombiano, de 27 años y que cumple su quinta temporada en el Nápoles, se contempla como un relevo de plenas garantías por cuanto su adaptación no sería costosa al tener el perfil ofensivo que tanto se valora en el Barça. Su precio, que se valora entorno a los 15 millones, le convierten, además, en asequible para un puesto tan trascendental.

Y todo ello no hace otra cosa que descubrir que, ciertamente, la salida de Alves del club estaría muy cerca de ser una realidad. El silencio e inmovilismo institucional no invitan a pensar lo contrario.

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos