El viejo, el niño y el hijo pródigo

Muchas cosas remarcables en una semana de transición hacia los últimos grandes torneos indoor que cierran la temporada.

En Estocolmo hemos presenciado la sorprendente reaparición de Joachim “Pim Pim” Johansson, prodigio sueco que llevaba 5 años alejado del circuito y que aprovechó que éste pasaba por su casa para inscribirse, superar la previa y la primera ronda sin ceder un solo set antes de caer contra Milos Raonic. El torneo se lo acabó llevando la eterna promesa del tenis mundial, el búlgaro Grigor Dimitrov, remontando ante David Ferrer, por 2-6 6-3 y 6-4 y consiguiendo el primer título de su carrera.

En Moscú, hemos asistido al primer adolescente que llega cuartos de final en un torneo ATP desde que lo hiciera Del Potro en 2006; se trata de Karen Khachanov, ruso de 17 años, invitado por la organización y quién sabe si el nuevo niño bonito de un deporte que los necesita como el comer. Eliminó al serbio Tipsarevic, tercer favorito del torneo, antes de chocar contra el gigantesco Ivo Karlovic, que le despertó de su sueño. El título fue  para el francés Gasquet, que batió en la final a Kukushkin (4-6 6-4 y 6-4).

Y por último, victoria para Tommy Haas en el torneo de Viena. El germano, uno de los abuelos del circuito, demuestra que a sus 35 años sigue en la brecha y aún mantiene sus posibilidades de meterse en el Masters de Londres.

Esta semana se disputan los últimos ATP500 de la temporada en Valencia y Basilea.

Foto: Eurosport

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos