nba

Lakers, Sixers, Hawks, Nets… ¿Quién no se ha preguntado alguna ver qué significan los nombres de los equipos de la NBA?

Boston Celtics: “Los Celtas de Boston”. Esta es fácil, dado el carácter tradicionalmente irlandés de la ciudad que se ve en otros símbolos del equipo, como su mascota (Lucky el Leprechaun) o el color verde de su camiseta.

Brooklyn Nets: Así a lo bruto, “Las Redes de Brooklyn”. Hasta hace 4 días eran los Nets de New Jersey. Pero no siempre se llamaron así, sino que nacieron como “New Jersey Americans”. Cambiaron su nombre para que rimara con los equipos neoyorkinos de los Jets (fútbol americano) y los Mets (béisbol).

New York Knicks: Knicks es abreviatura de knickerbocker, un tipo de pantalón que llevaban los primeros colonos holandeses de la ciudad (Nueva Ámsterdam en su origen). Así que, aunque knickerbocker es una forma coloquial de llamar a los neoyorquinos de pura cepa, cariñosamente podríamos llamar a este equipo “Los Gayumbos de Nueva York”.

Philadelphia 76ers: El 4 de julio de 1776 se firmó en Filadelfia la declaración de independencia de los Estados Unidos y por eso el equipo tiene ese nombre, que en castellano sería algo así como… ¿”La generación del 76 de Philadelphia”? ¿”Los Independentistas de Philadelphia”?  Dato curioso: el equipo nació como los Syracuse Nationals, “Los Nacionales de Siracusa”.

Toronto Raptors: Viendo el logotipo queda claro que son “Los Velocirraptores de Toronto”, nombre que vino auspiciado por el aún vigente éxito de la película Parque Jurásico (hablamos de 1995), lo que hizo que este feroz saurio ganara el concurso del que se sacó el nombre de la flamante franquicia de baloncesto.

Chicago Bulls: “Los Toros de Chicago”. El equipo del mítico Jordan, sin embargo, no fue la primera franquicia que tuvo Chicago. Antes estuvieron los Chicago Stags (venados) y los Chicago Packers (¿empaquetadores?), que después pasarían a llamarse Zephyrs (céfiros, seguramente en honor a las ventoleras de Chicago), para acabar yendo a Baltimore y finalmente a Washington. También existe un equipo de béisbol que se llama “Chicago Zephyrs”. El nombre de Bulls, al igual que el de Packers, viene probablemente por la importante industria de envasado cárnico existente en la ciudad.

Cleveland Cavaliers: “Los Caballeros de Cleveland”. Aunque a título de curiosidad, “cavaliers” era apodo con el que se denominaba a los realistas, los que apoyaban al rey Carlos I de Inglaterra durante la Guerra Civil Inglesa (1642–1651), por lo que rizando el rizo se les podría llamar “Los Carlistas de Cleveland”.

Detroit Pistons: “Los Pistones de Detroit”. Aquí el nombre es muy obvio: antes de ser conocida por su bancarrota y su elevada tasa de criminalidad, Detroit destacó por su boyante industria automovilística y la primera propietaria del equipo, la empresa Zollner, se dedicaba a fabricar pistones para coches y camiones. Originariamente no jugaban en Detroit, sino en Fort Wayne (Indiana).

Indiana Pacers: Una traducción literal sería “marcapasos”, pero no van por ahí los tiros. Indianápolis es bien conocida, entre otras cosas, por su carrera de las 500 millas, que fue la primera en utilizar un safety car, o un “pace car”, que es el que marca el paso a los demás cuando no tienen que correr. Vaya, al final va a resultar que sí eran en cierto modo “Los Marcapasos de Indiana”…

Milwaukee Bucks: “Los ciervos de Milwaukee”, aunque “Bucks” es también una forma coloquial de llamar a los dólares, que aquí se traduce como “pavos” y, según el diccionario, “buck” también sirve para referirse al conejo macho. Sin embargo, el ciervo que gobierna el logotipo de la franquicia no deja lugar a ninguna duda acerca del sentido del nombre.

Atlanta Hawks: “Los Halcones de Atlanta” fueron antes otro tipo de ave, cuando se fundaron como “Tri-cities Blackhawks”, pues repartía su sede entre Moline, Rock Island y Davenport, y debían su nombre al jefe indio Halcón Negra (Black Hawk). Cuando la franquicia se movió a Milwaukee (sede actual de los Bucks), se quedaron simplemente en Hawks. Y cual aves migratorias, estos halcones se trasladaron después a San Luis para 13 años después fijarse definitivamente en Atlanta.

Charlotte Hornets: “Los avispones Charlotte”. El nombre hace referencia a una frase del general Charles Cornwallis, que dirigía una parte de las tropas del imperio británico durante la Guerra de la Independencia norteamericana. El entonces primer marqués de Cornwalli escribió al Rey de Inglaterra acerca de la batalla que tenía lugar en el estado de Carolina del Norte definiendo el conflicto como si estuviera “luchando en un nido de avispas”. El apodo del equipo fue escogido por concurso después de que el nombre original (Charlotte Spirit) dejara indiferente a los seguidores de la franquicia.

Miami Heat: “El Calor de Miami”. En Miami… hace calor, así que no se complicaron mucho la vida, y bautizaron al equipo con este nombre, digno de teleserie policiaca de madrugada.

Orlando Magic: “La Magia de Orlando”. En Orlando está Disneyworld, una tierra de magia y fantasía, que da nombre a la franquicia. Nombre que, por cierto, ya estaba elegido de antemano, antes siquiera de saber si Orlando tendría equipo en la NBA o no. Con lo simpático que hubiera quedado Orlando Tomatoes…

Washington Wizards: “Los Magos de Washington”. ¿Os acordáis de los Chicago Packers, que luego fueron los Chicago Zephirs, esos que después se fueron a Baltimore? En Baltimore (hogar de la fascinante serie de TV “The Wire”) tomaron el nombre de “Bullets” (Balas), no porque las precipitaciones balísticas formen parte de la meteorología local, sino por las fábricas de munición que había en la ciudad. En 1974 se trasladaron a Washington y siguieron siendo los Bullets hasta que en 1997, en aras a la corrección política, pasaron a ser los Wizards en un acto de genialidad sin precedentes, ya que Washington es una ciudad de mayoría afroamericana y “Wizard” es un rango de importancia… en el Ku Klux Klan.

Denver Nuggets: “Las Pepitas de Denver” no siempre tuvieron su sede en Denver y, de hecho, no siempre fueron los Nuggets. Cuando aún eran un equipo ABA (para entendernos, aunque no es exactamente lo mismo, podríamos asumirlo como la segunda división) fueron los Kansas Rockets (“cohetes de Kansas”) y después los Denver Rockets. Pero tuvieron que cambiar su nombre para acceder a la NBA, puesto que ya había unos Rockets (los de Houston) y se decidieron por los Nuggets, por la fiebre minera que en el siglo XIX buscaba oro y plata en Colorado.

Minnesota Timberwolves: “Los Lobos de Minnesota” (lobos grises, para ser más precisos) no son el primer equipo que llevó la NBA a Minneapolis, pues antes tuvieron su sede ahí los Lakers. Al igual que con otros equipos de reciente creación, los Wolves (1989) fueron bautizados por votación popular, y su nombre es por una subespecie local del lobo.

Oklahoma City Thunder: La historia del “Trueno de Oklahoma City” tiene su miga. Cuando el huracán Katrina azotó Nueva Orleans, Oklahoma adoptó temporalmente a los Hornets, y la experiencia gustó bastante, por lo que se decidieron por tener una franquicia propia y se quedaron con los Seattle Supersonics (“Supersónicos de Seattle”, nombre que hace alusión al avión supersónico que, aunque no llegó a fabricarse, se desarrollaba en la fábrica de Boeing de Seattle). Volviendo con Oklahoma, el nombre les viene de estar situados en una zona muy dada a las tormentas, y puede que también por cobijar a la 45ª división de infantería del ejército: los Thunderbirds (Aves del Trueno).

Portland Trail Blazers: “Los Pioneros de Portland” es una forma de traducir “Trail Blazers”, que curiosamente pudieron haberse llamado Portland Pioneers, de no haber sido porque el nombre ya estaba en uso por un equipo universitario. Trail blazing era ir dejando marcas por el camino a medida que se iban explorando nuevas regiones, y era una práctica que se llevaba a cabo por aquellos pioneros que colonizaron la zona, marcando así el camino. Tal vez “Los Marcadores de Caminos de Portland” sería otra posibilidad, pero por sencillez, nos quedamos con los pioneros, que era además la idea inicial.

Utah Jazz: “El Jazz de Utah”. Salt Lake City, bien es sabido, se conoce por ser una ciudad de gran ambiente nocturno, y en la que la música, especialmente el jazz, juega un importante papel. No, qué va, ahora en serio. Salt Lake City, con su mayoría mormona, puede que sea una de las ciudades más aburridas de los Estados Unidos para el no practicante de dicha religión, y el nombre de “Jazz” se debe a que la franquicia fue originalmente fundada en la bastante más festiva Nueva Orleans.

Golden State Warriors: “Los Guerreros del Estado Dorado”, que en la actualidad y de momento (pues tienen planes de volver a San Francisco) juegan en Oakland, fueron antes los Philadelphia Warriors (cuando los 76ers jugaban en Syracuse), para ser luego los San Francisco Warriors, y ahora los Golden State Warriors. “Golden State” es el apodo de California, por la fiebre del oro de 1849, y el nombre, a juzgar por el logotipo originario de la franquicia, es por los guerreros nativos indios.

Los Angeles Clippers: ¿Los Mecheros de Los Ángeles? Pues no. Agárrense, que vienen curvas; fundados en 1970 como “Buffalo Braves” (“Los Bravos de Buffalo”), se movieron a San Diego (anterior sede de otro equipo, al que ya llegaremos), y ahí tomaron el nombre por el gran tráfico navegable de su bahía, pues el clíper es un tipo de embarcación a vela del S. XIX (el Cutty Shark de las botellas de whisky es un clíper). Así que, al no haber traducción para la palabra Clipper, tenemos que son “Los Clípers de Los Angeles”, o más de andar por casa, “Los Veleros de Los Angeles”.

Los Angeles Lakers: “Los Lacustres de Los Angeles”, pues de todos es sabido que Los Angeles es una zona llena de lagos… pues no. Los lagos entraron en el nombre del equipo de Magic, Jabbar, Bryant, Gasol, etc. porque antes de irse a California jugaron en Minnesota, donde sí hay lagos para aburrir. Sin embargo, este no fue el primer nombre de la franquicia, que nació en los años 40 como “Detroit Gems” (“Gemas de Detroit”), aunque de forma efímera y sin llegar a jugar nunca en la NBA.

Phoenix Suns: “Los Soles de Phoenix”. Aquí no hay que investigar demasiado, pues en Phoenix, Arizona, hace un sol de campeonato, y por eso este nombre fue elegido entre los muchos que propusieron los aficionados. También ayuda que el área metropolitana de Phoenix (que se llama así porque la ciudad “renació” de entre las cenizas de los asentamientos nativos que había antes) es conocida como “Valle del Sol”.

Sacramento Kings: “Los Reyes de Sacramento”. Este equipo que al traducirlo suena a radiocassette de gasolineras es otro de los que se han movido mucho, y la explicación de su nombre hay que buscarla en sus orígenes, cuando nacieron como los “Rochester Seagrams” (Seagram era una destilería que patrocinaba al equipo). Poco después pasarían a llamarse “Rochester Pros” (“Profesionales de Rochester”) y más adelante los Rochester Royals (“Reales de Rochester”), pues Royal Crown es una marca de whisky que produce Seagram. El nombre de Royals se mantuvo cuando el equipo se mudó a Cincinnati, pero se cambió al actual “Kings” cuando se mudó de nuevo, esta vez a Kansas, pues los Kansas Royals eran un equipo de béisbol. Y en 1985 se mudaron finalmente a Sacramento.

Dallas Mavericks: ¿Recordáis Maverick, aquella película en la que Mel Gibson es un tahúr en el Oeste americano? Pues antes hubo una serie de televisión, bastante popular por aquellos lares, y es la que dio el nombre al equipo. Tirando de diccionario, se podrían traducir como “Los Inconformistas de Dallas” o “Los Disidentes de Dallas”, pero me parece que dado el origen del nombre, lo suyo sería algo así como “Los Tahúres de Dallas”. Bien podríamos, en cambio, adaptar la referencia cultural al castellano y llamarlos “Los Bingueros de Dallas”.

Houston Rockets: “Los Cohetes de Houston”. Esta parece evidente; en Houston está la sede de la NASA y es famosa la frase “Houston, tenemos un problema”. Una vez más, no es así. Los Rockets antes jugaban en San Diego, cuyo lema es “Una ciudad en movimiento”, y de ahí lo de los cohetes.

Memphis Grizzlies: “Los Osos de Memphis” son otro de esos casos en los que un cambio de sede produce nombres graciosos. Nacieron en Vancouver, donde sí tenía sentido que hubiera osos grizzly (un tipo de oso muy grande), y cuando se marcharon a Memphis, se quedaron con el nombre.

New Orleans Pelicans: “Los Pelícanos de Nueva Orleans” nacieron en Charlotte, sede actual de los Bobcats, con el mucho más simpático “Charlotte Hornets” (“Avispones de Charlotte”), que se marcharon a Nueva Orleans, con un paso temporal por Oklahoma City, y en la temporada pasada se cambiaron el nombre a “Pelicans”, animal más propio de Nueva Orleans. ¿Y de dónde venía lo de Hornets? Originariamente el equipo se llamó “Charlotte Spirit” (“El Espíritu de Charlotte”) pero tomaron el nombre de Hornets debido a que la feroz resistencia de la ciudad a los ingleses hizo que el Gobernador inglés la definiera como “nido de avispas”. Como curiosidad añadida, debo decir que sin ser yo muy seguidor de la NBA, los Hornets fueron mi equipo favorito, pues siempre me ha encantado su mascota, el simpático avispón Hugo.

San Antonio Spurs: “Las Espuelas de San Antonio” se fundaron en Dallas como los “Chaparrals” (El chaparral es un tipo de terreno, propio de aquella zona) y al irse a San Antonio pasaron a ser los Spurs, pues se consideró que la espuela es una de las señas de identidad del carácter vaquero de Texas. Los Spurs son tan tejanos que durante la temporada 1970-71, estando aún en Dallas, fueron simplemente los “Texas Chaparrals”, aunque la idea no cuajó.

Jokin García, ex-abogado, funcionario, friki y orgulloso autor de El verdadero blog del verdadero Jokin