El infortunio de Thiago Alcántara

Thiago Alcántara ha vuelto a lesionarse, tendrá que pasar por el quirófano y no volverá a jugar hasta 2015. Se trata de la segunda lesión de rodilla que sufre el internacional español; la primera fue en marzo de 2014 y le impidió disputar el Mundial de Brasil,. Anteriormente, en agosto de 2013 y a las pocas semanas de aterrizar en Múnich, Thiago había sufrido una lesión en el tobillo de la que también tuvo que ser intervenido quirúrgicamente.

Desde que Thiago Alcántara decidió unirse al Bayern de Múnich, parece haberle mirado un tuerto. No logra encadenar una serie de partidos consecutivos lo suficientemente larga como para permitirle demostrar su talento y desempeñar el papel fundamental que le reserva Pep Guardiola en el campeón alemán.

Los caminos del hijo de Mazinho y del Barça se separaron hace apenas un año y medio porque el futbolista tenía tantas ganas de jugar como el club de hacer dinero con él. Aquellos minutos de menos que impidieron elevar su cláusula de rescisión le abrieron las puertas de un Bayern en el que le esperaba el entrenador que más confianza había depositado en él, pero también sirvieron para abrir la tiesa caja de caudales de un club que prefirió el cash antes que la continuidad del modelo basado en el centrocampismo que ha definido al Barça de los últimos años.

Thiago se fue a Alemania y ni él ni el Barça han encontrado aún la felicidad. El hispano-brasileño no ha tenido continuidad a causa de su rodilla, se perdió el Mundial en la tierra de su padre y ahora ve como se acaban las posibilidades de saltar al césped cuando estaba a pocos días de lograrlo. En ese mismo periodo de tiempo, el club azulgrana ha sufrido su particular travesía del desierto en manos de algunos futbolistas relajados, de otros en declive y de unos pocos sin nivel suficiente para vestir su camiseta.

Ahora, el panorama ha cambiado. No hay relajación y sí trabajo, pero uno no puede dejar de pensar qué habría ocurrido si en lugar de los veintipocos millones recibidos, el Barça hubiera apostado por el técnico que tiene hoy y por el descomunal talento de Thiago, por mucho que sus rodillas se empeñen en castigarle.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos