El Barça tiene 60 millones más para gastar

 

No hace tanto, el presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, anunció que el presupuesto de fichajes para el próximo curso era de 60 millones de euros, pero que esa cantidad podría duplicarse debido a la fortaleza financiera del club, que podría alargar por un tiempo el crédito sindicado que maneja. Que el Barça se gastara esa cantidad -algo que nunca en su historia había hecho- parecía un brindis al sol, pero después se ha visto que es una decisión coyuntural. El club no puede arriesgarse a que la sanción de la FIFA por el caso Masía sea en firme y ahora que la misma se encuentra en una suspensión cautelar es el momento de abrir la billetera. La idea es reforzarse todo lo que pueda ahora por si en las dos próximas aperturas del mercado (diciembre/enero) y el periodo estival, la sanción es en firme y no puede realizar ningún tipo de incorporación.

Contemplada la posibilidad, el club catalán se ha lanzado a una carrera inusitada por renovar su plantilla  y contentar las peticiones del nuevo técnico. Y hechas las cuentas entre lo ingresado por ventas (84,5) y los traspasos cerrados (143), el Barça dispone de un máximo de 61,5 millones de euros más para invertir en la plantilla. Es decir tiene cubierto el presupuesto para un ejercicio sin apreturas por la sanción de la FIFA o dispondría la posibilidad de gastarse esa cantidad adicional para reforzar aún más su equipo.

Hasta ahora el club se ha gastado 81 millones en Luis Suárez, 20 en Jérémy Mathieu, 18 en Ivan Rakitic y 12 en cada uno de los dos porteros: Marc André Ter Stegen y Claudio Bravo. Los ingresos provienen de las ventas de Alexis Sánchez (42,5), Cesc Fàbregas (36), así como de la cesión de Tello al Oporto (2) y de los minitraspasos de Jonathan dos Santos y Bojan Krkic al Villarreal y el Stoke City, respectivamente, a cambio de 2 millones de euros.

Con esos 61,5 millones de euros que le quedarían por invertir, el Barça se puede lanzar perfectamente por un segundo central y aún le sobraría dinero. Está prácticamente descartado Marquinhos, porque el PSG no quiere negociar su pase con el Barça, y las principales apuestas son ahora Vertonghen y Vermaelen; ya que el perfil de Blind tampoco se ajusta a las necesidades del equipo. Queda por concretar el interés por el colombiano Cuadrado, desmentido por el club, pero confirmado por el Fiorentina, en una operación que suena más a subasta que a realidad.

En todo caso, la gran sorpresa puede proceder de la cantera y el protagonismo que tendrá alguna de las perlas del filial. A Luis Enrique le encanta trabajar con los jóvenes -lo ha demostrado con la repesca de Rafinha y Deulofeu-, por lo que podría ofrecer alguna sorpresa durante la temporada. Particularmente tengo cuatro candidatos: Sergi Samper, que tiene calidad de sobras para convertirse en el medio centro de futuro; Halilovic, un tipo que sorprenderá por su clarividencia y su técnica; y los delanteros Munir y Adama, aunque estos últimos cuando la tripleta Messi, Neymar y Luis Suárez esté operativa, difícilmente tendrán oportunidades.

El video está subido por Weloba

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos