El Barça se encalla contra el Galatasaray

El FC Barcelona deberá ganar en Estambul si quiere seguir vivo en la Europa League. Es la consecuencia de no haber sido capaz de perforar la portería del Galatasaray en el partido celebrado en el Camp Nou.

Regresaba el Barça a su estadio tras encadenar tres victorias consecutivas para enfrentarse al equipo de Domènec Torrent, seguramente uno de los técnicos que mejor conoce la esencia del juego azulgrana. Tras unos primeros diez minutos en que el once de Xavi parecía mantener la buena línea del último mes, ese conocimiento logró desconectar las ideas del dueño del estadio.

Solo un desafortunado Memphis logró poner en apuros a Iñaki Peña, primero con un tiro de falta y, posteriormente, con una rosca desviada a córner por el portero cedido por el Barça. Escaso bagaje para un equipo que pareció perder el caudal de creación de juego y oportunidades mostrado en los partidos anteriores.

Adama desbordaba y centraba para un delantero fijo inexistente, puesto que Ferran –muy incómodo– y Depay se alternaban la banda izquierda y la posición sin poner en apuros al guardameta visitante. Nico y Pedri trataban de ordenar el juego, pero la maraña táctica de Torrent hacía que el inicio de las jugadas pasara con frecuencia por un Araujo a quienes los turcos flotaban, conscientes de sus limitaciones, para sortear las opciones de salida de Frenkie de Jong.

Poco a poco, el Galatasaray fue creyendo en sus opciones e intentó salir a la contra. En una de ellas, Eric García desvió un chut que buscaba la escuadra de un Ter Stegen que no tuvo que emplearse en absoluto durante el primer acto.

Xavi quiso remover el avispero con un triple cambio en el descanso, cuando Dembélé, Busquets y Piqué sustituyeron a Ferran, Nico y Araujo; Busquets para ordenar, el francés para desbordar y Piqué para paliar las carencias del uruguayo en el inicio del juego

Seis minutos tardó el entrenador egarense en darse cuenta que hacía falta algo más arriba. Miró a Aubameyang y el gabonés comenzó a calentar con la idea de ocupar la posición de 9 con la que no lograba hacerse Memphis.

Al cuarto de hora, Auba sustituía al neerlandés y el equipo cobró un nuevo impulso, pero seguía romo ante la puerta de un Iñaki que despejó cualquier duda que pudiera haber sobre su regreso. Adama y Dembélé no acertaron entre palos en apenas un minuto mientras, en la banda, calentaba Luuk de Jong. Justo antes de que el jugador cedido por el Sevilla saltara al césped reemplazando a Traoré, Gomis batía a Ter Stegen en el primer disparo a puerta de los turcos, aunque el gol fue anulado por fuera de juego.

Esta vez no llegó el gol in extremis de Luuk y el Barça acabó sin ideas, espeso y con una difícil misión en Estambul si quiere pasar la eliminatoria, regresando por un momento a un presente que dibuja un excelente futuro, pero al que aún no ha llegado.

Foto: FC Barcelona

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos