El Barça pretende renegociar con Qatar y Nike

En muy poco tiempo, las cantidades que el Barcelona percibe de sus dos principales patrocinadores –Qatar y Nike– han quedado absolutamente desfasadas a raíz de los dos megacontratos firmados últimamente por el Manchester United. Por eso el club azulgrana ha empezado a mover ficha.

Mientras el Barcelona recibe, de promedio por temporada, algo más de 60 millones de euros entre Qatar y Nike -a partes iguales-, el Manchester United percibe por campaña 160 milones entre Adidas (94,2 millones) y Chevrolet (65 millones).

El Barça tiene firmado con Qatar hasta junio de 2016 y con Nike hasta 2018. Por el primer contrato, la entidad azulgrana recibe 30 millones por la temporada 2013-14, 32 por la actual y 33,5 por la 2015-16, con un bonus de 5 millones en caso de ganar la Champions League.

Pese a lo publicado en el sentido contrario, la entidad azulgrana no tiene pensado prescindir de la publicidad en su camiseta, porque supondría una merma en sus ingresos, aunque no está dispuesta a mantener los contratos actuales porque han cambiado las condiciones del mercado.

Pero si el contrato con Qatar está fuera de mercado, el de Nike aún más. Adidas paga el triple al Manchester United (94,2) que la marca del bumerán al Barça (unos 30 millones más un bonus del 50% de ventas de la tienda del Camp Nou).

Desde el club azulgrana, el buque insignia mundial de Nike, se considera que pueden aspirar a un mejor contrato, máxime cuando el United ha cambiado de marca.

Comparando con el resto de equipos, el contrato del Barça es bajo. El Real Madrid cobra 39 millones de euros de Adidas, aunque está renegociando su contrato después de haber conquistado la última Champions.

El Chelsea recibe una cantidad similar de Adidas (38 millones), el Arsenal recibe la misma cantidad de Puma, el Liverpool 32 de Warrior; Adidas paga 25 millones al Milan y el Inter percibe 22 de Nike.

El Bayern Múnich, otro de los grandes clubes europeos, percibe 28 millones de euros de Adidas, aunque la citada marca posee un porcentaje (10 por ciento) del capital social de la entidad bávara.

El Barça está atento a la jugada con Nike, aunque aún faltan tres años para que venza el compromiso. El club quiere modificar al alza sus términos e incluso podría plantearse romper el contrato si percibe una compensación millonaria de la competencia.

En cualquier caso, la directiva de Josep Maria Bartomeu se plantea como un reto renegociar esos dos activos para utilizarlos con vistas a la próxima cita electoral prevista para 2016.  Una buena baza para optar a continuar en el cargo.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos