El Barça busca su punto de inflexión en Milán

Un año después, el Barcelona volverá a encontrarse en una semifinal de la Euroliga frente al Real Madrid. Hasta hace una semana, eso era una mala noticia para el equipo de Xavi Pascual, que ha visto en este tiempo cómo los de Pablo Laso han invertido la situación y se han impuesto en todas las competiciones, internacionales y domésticas a los azulgrana.

Se llevaron la semifinal europea del año pasado, la Liga de la temporada pasada, y la Supercopa y la Copa de este mismo año. En ese partido un tiro lejano de Sergio Llull acabó con la sorpresa que podía haber supuesto una victoria del Barça, que perdió por una mínima diferencia (77-76).
Sin embargo, hace una semana, todo cambió. Ganó el Barça al Real Madrid en un partido liguero (86-75), en una victoria que va más allá del resultado en sí. Un punto de inflexión, un triunfo azulgrana frente a un rival que se había mostrado inalcanzable para los barcelonistas en los últimos tiempos.

En la Euroliga, el Barça ha firmado una buena trayectoria. Ha cedido únicamente cinco derrotas y en el ‘play off‘ eliminó por la vía rápida al Galatasaray.

Todo son buenas noticias para los azulgrana, excepto el estado físico de Juan Carlos Navarro, lesionado ante los turcos y que ha jugado muy poco en el último mes.

Con la ausencia de su capitán, el Barça se ha cimentado en el acierto exterior de los jóvenes Abrines y Papanikolaou, que estuvieron magníficos en la última victoria ante el Real Madrid, en las apariciones puntuales de Oleson y de Nachbar, pero sobre todo del estado de gracia de Marcelinho Huertas y Ante Tomic.

El base está jugando sus mejores partidos con el Barça. Tiene temple, dirige y anota. Tomic es, de largo, el mejor del equipo en toda la temporada. Tiene mucho fondo de armario Xavi Pascual y parece que ha llegado el momento de darle la vuelta a la situación.

Es el Barça el equipo que más fases finales de la Euroliga acumula (14), pero solo ha levantado dos Copas (2003 y 2010). En Milán, el reto parece posible.

En la otra semifinal, también se medirán dos clásicos del baloncesto continental, el CSKA de Moscú y el Maccabi de Tel Aviv. Los rusos, entrenados por Ettore Messina, ofrecen la mejor defensa de los cuatro finalistas. Tienen en Sonny Weems a su principal baza ofensiva y cuentan con jugadores talentosos como Milos Teodosic o Nenad Kristic.

El Maccabi Tel Aviv dio la gran sorpresa en el ‘play off’ al eliminar al Emporio Armani  Milan, el equipo que tenía que haber ejercido como anfitrión en esta fase final. Ricky Hickman, Devin Smith y Alex Tyus son sus principales estrellas.

El CSKA-Maccabi Tel Aviv abrirá la competición (18:00). El Barcelona-Real Madrid se jugará a las 21:00 horas.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos