El Apocalipsis del Barça

Se nos cae el chiringuito. Como hay ciertos poderes del estado que tienen al Barça en el punto de mira, caminamos irremediablemente hacia la desaparición del club. Y esto no hay quien lo pare.

No se sabe si llegará antes la inhabilitación del Barça por parte de la Audiencia Nacional para que no pueda disputar la liga, el metro al aeropuerto de El Prat, la suspensión de la final de la Copa del Rey a causa de los silbidos, la conclusión de las obras de la Sagrada Familia, el arresto de 90.000 personas por gritar “independencia” en el Camp Nou, la llegada puntual de los trenes de cercanías de Renfe, la multa por dejar entrar indeseables en el gol sur del estadio, el ascenso electoral de Ciudadanos, la demolición del templo azulgrana por la exhibición de bengalas en las proximidades del campo o la recuperación de Vermaelen.

El caso es que vamos fatal. Todo se cae. No hay nada que hacer y tú, lector, lo sabes como nosotros. Agarrémonos fuerte al salvavidas, que hay pájaros de mal agüero (y no me refiero al Kun, que también) que anuncian la inminente llegada de un Apocalipsis blaugrana que no es –aunque todo suma– la posible llegada de Figo a la presidencia de FIFA.

Abandonemos el Concordia antes de que sea tarde. Cojamos el flotador, el tupper, la cubertería y la manta del Barça y huyamos antes de que Jordi ‘Sansón‘ Cases haga que se desplome el techo del club sobre nuestras cabezas. Luego no digan que no estaban advertidos. Lo dice el pajarraco y lo que dice causa impacto.

Llega el Apocalipsis del Barça. El domingo, la cartilla con su diario favorito.

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos