Drakensberg Grand Traverse

La Drakensberg Grand Traverse es, posiblemente, la madre de todas las rutas a pie del mundo. Seguramente no por la distancia a recorrer, algo más de 200 kilómetros por la zona más salvaje de Sudáfrica, sino porque se realiza sin ningún tipo de camino marcado. Con navegación y recorrido en total autosuficiencia.

Los montes Drakensberg, que en la lengua afrikáans significa Montañas del Dragón, son las montañas más altas de Sudáfrica, elevándose en Thabana Ntlenyana hasta los 3.482 m de altura –este pico pertenece a Lesotho, país geográfica y políticamente enclavado dentro de Sudáfrica–. No es el único pico del recorrido, puesto que éste recorre siete de las cumbres más altas del continente africano: el Mafadi de 3.450 m, Makoaneng de 3.416 m, Njesuthi de 3.408 m –pico más alto de Sudáfrica–, Champagne Castle de 3.377 m, Giant’s Castle de 3.315 m y Ben Macdhui de 3.001 m. Todos ellos se encuentran en la zona limítrofe con Lesotho.

La Drakensberg Grand Traverse nace en el aparcamiento de Sentinel en Witsieshoek y recorre la cadena principal hasta Bushman Nek, puesto fronterizo en el sur. Son aproximadamente 220 kilómetros si se toma la ruta más habitual, y los excursionistas destinan habitualmente entre seis y diez días en completarlos.

ryno-ryan-dgt-map-drakensberg

En febrero de 1999, los hermanos Gavin y Laurie Raubenheimer consiguieron completar el recorrido en 4 días, 9 horas, 39 minutos, algo más de 105 horas y media. Este hito llamó la atención rápidamente a muchos de los excursionistas que habían explorado la zona. El registro no tardó en ser superado hasta en tres ocasiones en los años siguientes. Se pasó de realizar la ruta en senderismo tradicional a lo que actualmente se conoce como trail running o carrera por montaña.

Los sudafricanos Ryno Griesel y Cobus van Zyl establecieron un espectacular registro de 60 horas, 29 minutos y 30 segundos en abril de 2010 tras atacar la ruta bajo una estrategia puramente de carrera de montaña. Subidas a ritmo constante por los diversos picos, descensos vertiginosos por las bajadas y dos descansos de 4 y 3 horas para dormir en el Champagne Castle y en Thabana Ntlenyana, respectivamente. El clima favorable que les acompañó durante toda la travesía les permitió superar el tiempo que había destinado Andrew Porter, en su intento en solitario, el año anterior.

Ryan Sandes, atleta sudafricano de Salomon, convenció a su compatriota Ryno Griesel para intentar de nuevo la gesta y superar el récord que tenía en su posesión. «Quiero ver lo lejos que puedo llegar con mi esfuerzo», aseguraba el corredor que ha ganado al menos un Ultra en cada continente. En 2008 ganó las carreras por etapas del desierto de Gobi y Sahara. El año siguiente se hizo con el maratón del desierto de Atacama en Chile. En 2010 realizó la travesía por el desierto de la Antártida. En 2011 se centró en carreras de un día, ganando la emblemática Leadville Trail Run 100 en Estados Unidos, y en 2012 estableció un nuevo récord de la carrera sudafricana de 100 kilómetros, Salomon Skyrun.

Por su parte, Ryno Griesel, además de poseer el récord de la Drakensberg Grand Traverse, tiene un largo recorrido en carreras de fondo en montaña sin tratarse de un corredor profesional. Es un apasionado de la montaña. A finales de 2013 colgó su traje de hombre de negocios para dedicarse a «vendedor de zapatillas a tiempo completo» –como él mismo se denomina– para la marca Salomon. Griesel ha escalado varias montañas en África, Europa y Nepal y en la actualidad tiene el récord de la carrera de montaña Hobbit 100 km tras vencer en dos ediciones consecutivas (2012 y 2013). Le gusta encargarse de la navegación, la planificación logística y es un obsesionado porque las carreras se disputen dentro de las reglas y la ética de la montaña.

Ryan Sandes and Ryno Griesel - Finish line

El pasado 24 de marzo se encontraron en mitad de la noche en el aparcamiento Sentinel dispuestos a intentar bajar de las 60 horas. Como no hay ninguna ruta establecida para la Drakensberg Grand Traverse, existen ocho puntos de control de paso obligado. Se puede llegar a ellos por el camino que se quiera o se pueda.

Se decidió atacar el récord durante el mes de marzo, puesto que es cuando hay menos probabilidades de nevadas o tormentas. Sin embargo, la niebla y la lluvia son una presencia constante en la zona. Esto podría complicar la recepción del GPS y el helicóptero de rescate podría tener dificultades para llegar a ellos en una situación de emergencia. La altitud es otro de los inconvenientes, ya que se corre siempre por encima de 2.800 metros sobre el nivel del mar.

«Este intento comenzó como una semilla hace más de dos años», aseguraba Ryan al cruzar la meta. «Ahora mismo me siento bastante descolocado. Nos sentimos bien desde el principio y sabía que si el tiempo acompañaba, había una gran oportunidad de romper el récord. Sin embargo, hasta cruzar la meta, no se puede estar demasiado seguro. Hubo algunos momentos de ansiedad como cuando me hice un esguince en el tobillo a las dos horas de partir. Estaba realmente preocupado de que aquello pudiera significar el final tan pronto. Me olvidé de beber y sufrí deshidratación pero Ryno tiró de mi. Correr de noche por algunas de las partes más técnicas fue un reto. Tener a Ryno allí realmente ayudó. Él conoce la zona como la palma de su mano y era tranquilizador tener a alguien tan experimentado conmigo. Ryno es el mejor corredor del mundo en estas condiciones».

Ryan Sandes y Ryno Griesel consiguieron cruzar la meta de Bushman Nek tras 41 horas y 49 minutos de unos 207 kilómetros muy exigentes estableciendo un nuevo récord. Cuando se le preguntó a Griesel como se sentía, lo resumió en una palabra: «privilegiado. Ha sido una experiencia increíble ver como se cumple este sueño después de años de planificación. Ha sido increíble disfrutar de tanto apoyo de amigos, familiares y desconocidos de todo el mundo. Ver amanecer desde el punto más alto de Sudáfrica fue un momento muy especial. Ryan y yo decidimos detenernos unos segundos para apreciar la vista. Era a la vez inspirador y humillante saludar el día desde aquel punto de vista».

The African Attachment ha realizado un vídeo que ha estado disponible online unos días el pasado mes de agosto en la página de Red Bull. Mientras esperamos que lo vuelvan a compartir podéis ver aquí el trailer.

Para obtener más información sobre el desafío, incluyendo el perfil de la ruta y las estadísticas, puedes echar un vistazo a la página web dedicada a Drakensberg Grand Traverse.

Fotos: Kelvin Trautman

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos