Debate identitario

En pleno debate sobre el estilo de juego que tiene el Barça 2013-2014 desde la llegada de Gerardo Martino, sorprende observar los caminos que parecen atisbarse en el juego de Barça y Madrid para este nuevo curso balompédico.

EL MADRID DE ANCELOTTI

Anda el madridismo inmerso en un giro desde la llegada de Ancelotti y de fichajes como el de Isco, que con su gran rendimiento en este inicio de temporada, han traído un aire nuevo al Bernabéu. En los pasillos y en la sala de prensa se habla de fútbol  -algo inhabitual durante la etapa Mourinho-, y de fútbol de toque.

En estas está el Madrid actual. Entre volcarse al fútbol asociativo definitivamente o aguantar un poco más el fútbol directo, rápido, eléctrico de los últimos años y que tan bien le iba al anterior dueño del banquillo blanco. Y que por cierto, tan bien le va a jugadores como Cristiano o Bale ahora.

Y todo ello desde la normalidad, sin demasiados aspavientos. Y es que en esta búsqueda nadie se rasga las vestiduras cuando sale Ancelotti a rueda de prensa y dice que ‘‘el contragolpe es una buena solución para atacar’’, o que no le preocupa no tocar, ‘‘que en ocasiones es mejora dar 3 pases rápidos que 30’’.

EL BARÇA DE MARTINO

En can Barça la sensación es que se está haciendo lo opuesto. El aficionado tiene la impresión que su equipo está dejando un poco de lado el fútbol de toque. Martino lo ha explicado siempre que le han preguntado: busca soluciones a un fútbol previsible. Y aquí ya lo comentamos con anterioridad, tras las palabras de Piqué a La Gazzetta dello Sport: el toque y el pase largo no están reñidos.

Pero la parroquia barcelonista no acaba de estar convencida. La cosa va por partidos. Tras el primero de Liga no había discusión posible. Tras el partido contra el Rayo todo se venía abajo. Y después del encuentro ante la Real Sociedad, la cosa vuelve a estar algo más tranquila.

Sea como fuere, parece que el Barça de Martino está intentando integrar en su juego una variante que, sobre todo durante la última etapa de Guardiola, se había perdido: la salida rápida en largo. Y por su parte, el Madrid de Ancelotti intenta recuperar un fútbol más asociativo que durante la etapa Mourinho se había dejado algo de lado.

Es pronto todavía para saber si uno u otro acabarán de inculcar sus variantes. Seguramente a mediados de temporada, echando la vista atrás, sabremos cuánto de una cosa u otra se ha plasmado en cada equipo.

FOTO VÍA FCBARCELONA.COM

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos