Debate de ultras entre ultras

Hoy en twitter el periodista Héctor Fernández de Onda Cero ha rescatado un vídeo que me ha parecido una perla. Se trata de ‘Rifi Rafe‘, un programa de debate futbolístico, producido por ETB en el año 1993. En él, tras una fantástica presentación, el periodista Antxon Urrosolo conduce un ameno espacio de poco más de una hora y que ofrece más calidad que muchos de los programas deportivos actuales.

Música en directo, la presencia de dos humoristas de la talla de Faemino y Cansado, debate sosegado con dos periodistas, intervenciones telefónicas, entrevistas grabadas a jugadores pidiendo su opinión sobre la violencia y un vídeo a pie de estadio Santiago Bernabéu, micro en mano y cara a cara con ultras, antes de un partido del Real Madrid contra el Rayo que no tiene desperdicio, los periodistas se la jugaban. De hecho uno de ellos casi se gana una ostia.

Pero el plato fuerte del programa viene cuando el bueno de Urrosolo invita al debate a grupos de aficionados radicales de diferentes equipos, algunos enfrentados entre sí, como Herri Norte, Indar Gorri, Frente Atlético, Riazor Blues, Celtarras, Yomus, Ultra Boys y Boixos Nois.

No tardan nada en enfrentarse los de la peña Múgica y los de Frente Atlético, acusándose mutuamente de provocarse, insultarse y apedrearse. Un tal Francis, de Boixos Nois, no tiene reparos en llamarle la atención al presentador, acusándole de manipulador. “No me gusta cómo habéis empezado el programa, que parece que seamos animales, qué tontería habéis hecho, picando a la gente, ¿quién provoca la violencia?”

Lluís Sureda, histórico miembro de Boixos Nois y quien en el verano de 2010 firmó un pacto con Sandro Rosell, también participa en el debate y critica a la Comisión Antiviolencia por estigmatizar a los ultras. Sureda habla de que no se les va a erradicar ni con multas ni con condenas. Y parece tener razón, más aún viendo las soluciones que propone actualmente Javier Tebas.

Y en los siguientes minutos los miembros de los grupos radicales intentan defender que ellos no son violentos, sino simples seguidores que aman a sus equipos y repudian las connotaciones políticas. Pero a la vez hablan de cómo han estado en la cárcel, de peleas y reyertas, de armas blancas e incluso de un asesinato y exhiben símbolos e ideas políticas, en un ejercicio de pura contradicción.

En definitiva, un tema que hoy en día y viendo el vídeo parece no haber cambiado en absoluto, pese a las muertes, lesiones y vejaciones que se han seguido produciendo desde entonces.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos