97-73. Debacle

El Barça ha perdido por 24 puntos en la cancha del Madrid, 97 a 73. Ha vuelto a perder por más de 20 puntos contra el equipo madridista, algo que se está convirtiendo en demasiado habitual en el último año y medio. Por eso, buscar o incluir la ausencia de Navarro y Olesson como argumentario que explique la debacle es erróneo. Como también lo es enterrar a este grupo de jugadores, que han demostrado saber levantarse de caídas peores.

Solo cinco minutos ha competido bien el Barça. Los primeros compases del encuentro donde ha movido bien la pelota, de dentro a fuera, encontrando al hombre libre y buenas posiciones de tiro. Por desgracia, lanzamientos cómodos no han entrado y eso ha mermado la confianza de jugadores como Jackson, Marcelinho o Abrines. A partir de ahí, sin confianza en ataque, se han ido perdiendo las ideas ofensivas y el equipo ha encadenado pérdida tras pérdida.

Por si fuera poco, en frente estaba la versión buena de Rudy, quien ha tenido hasta 3 defensores en menos de 5 minutos. Nadie podía con él y ante la desesperación culé, Rudy se iba haciendo un poco más grande cada vez. Solo un enorme Tomic y una defensa aseada en el segundo cuarto han permitido al Barça llegar al descanso con algo de esperanza, ya que la diferencia en el marcador era solo de 9 puntos, mucho menos de lo que el juego indicaba.

Ni siquiera la erupción de Hezonja en la segunda mitad ha permitido al Barça tener alguna aspiración en el encuentro. Algó lógico si la mitad de sus hombres parecían alma en pena. Todos los balones que iban al suelo terminaban siendo para el Madrid, canastas fáciles eran erradas por falta de determinación, tiros cómodos eran convertidos en pérdidas por el miedo al fallo. Solo Tomic desasistido y Hezonja mostraron coraje.

Y este Madrid no levanta el píe del acelerador nunca. Así, del mismo modo que el Barça aflojo en el partido de Liga del Palau, el Madrid ha seguido oliendo sangre y ha abierto la diferencia hasta casi los 30 puntos, que solo un descomunal Hezonja ha logrado maquillar, aunque la cara de impotencia del croata viendo la apatía de lo suyos es para que más de uno le pida perdón al entrar al vestuario.

Es imposible poder ganar un partido con tantas pérdidas, muchas no forzadas. Es imposible ganar un partido teniendo tan mala puntería desde el triple, pero sobretodo es imposible ganar un partido si dejas de creer que lo puedes ganar desde el momento en que las cosas no salen como se quiere. Y eso es lo que se ha visto, o lo que han trasmitido los jugadores del Barça desde el minuto 5 de partido.

Pascual ha demostrado salir de situaciones mucho peores que estas. Ahora el equipo no depende de sí mismo para jugar con factor cancha a favor los cruces. Pero más importante que eso, será encontrar la forma de dotar al equipo de músculo en la pintura y volver a enchufar al intermitente de Marcelinho. Mientras, es hora de dar los galones a Hezonja, que sea la primera opción en ataque y que entre él y Tomic tiren del carro. Queda mucho para llorar, pero poco de lo visto permite soñar.

FICHA TÉCNICA

Euroliga
Real Madrid 97 – FC Barcelona 73

REAL MADRID
Rudy (22), Reyes (14), Ayón (10), Carroll (2) y Llull (11) -equipo inicial-, Rivers, Nocioni (7), Bourousis, Slaughter (2), Maciulis (6) y Rodríguez (23)

FC BARCELONA
Doellman (11), Huertas (8), Jackson (8), Thomas (1) y Tomic (12) -equipo inicial-, Abrines, Hezonja (22), Lampe (5), Nachbar y Satoransky (6)

ÁRBITROS
Christos Christodoulou (GRE), Ilija Belosevic (SRB) y Tolga Sahin (ITA). Sin eliminados

FOTO: AFP

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos