De Diego a Leo: 30 años

La casualidad quiso marcar el 8 de enero para enlazar, una vez más, los destinos de Diego y de Leo. De Maradona y de Messi. De los dos mejores futbolistas que ha regalado Argentina al mundo. De dos cracks de épocas distintas que estarán por siempre marcados en la historia del Barça. Al primero se le disfrutó poco, muy poco. Al segundo no se le adivina final de camino. En este regreso triunfal lo demostró.

Si un partido de Copa frente al Getafe, en abril de 2007, encumbró a Messi a ojos del mundo y le relacionó ya directamente con Maradona a través de aquel inolvidable gol que emuló al logrado por el Pelusa en el Mundial de 1986, la reaparición de la Pulga tuvo que acomodarse otra vez con Diego en la retina. Y es que su vuelta coincidió en el mismo día, con treinta años de diferencia, con la que protagonizó el legendario crack, vestido de azulgrana, tras superar la grave lesión que le provocó una salvaje entrada de Goikoetxea el 24 de septiembre de 1983.

diego

Maradona se pasó 107 días alejado de los campos entre el partido frente al Athletic de Bilbao y su reaparición , el ocho de enero de 1984, en que el Barça derrotó en el Camp Nou al Sevilla por 3-1, con dos goles de Diego. Titular, ovacionado por la hinchada del Camp Nou, abandonó el campo a los 68 minutos de aquel encuentro que significó el regreso…

Y a los 63 minutos del choque frente al Getafe, el ocho de enero de 2014, volvió Messi a sentirse futbolista. Después de 58 días en paro, desde que en Sevilla, frente al Betis, su bíceps femoral dijera basta. Leo volvió a lo grande. No salió en el once titular pero regaló felicidad por igual. Y acudió a su cita con el gol por duplicado.

Como treinta años atrás hizo Maradona. No es extraño que el ‘D10S’ del fútbol se haya trasladado del uno al otro. Las coincidencias empiezan a ser demasiadas.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos