¿Cuánto vale la firma de un socio en las elecciones?

¿Cuánto vale una firma de un socio del Barça? ¿Cuánto cuesta cada una de las 2.534 que necesita cada precandidato para pasar el corte y convertirse en candidato?

La respuesta a esas dos preguntas, que parecen la misma y no lo son, no es sencilla. La inversión que cada precandidato destina a su campaña electoral está proporcionalmente relacionada con sus posibilidades reales de éxito. Todos lo saben y nadie lo esconde, aunque sea prácticamente imposible conocer el presupuesto de cada candidatura.

Alquilar de una sede, contratar profesionales como los directores de campaña y de comunicación, pagar al club por varios conceptos (unos céntimos por cada papeleta que exceda de las 5.068 gratuitas y 1.000 euros por cada carpa instalada en el último partido de la liga de baloncesto), viajar por Catalunya en busca de la rúbrica indecisa… La lista de gastos es grande y se estima que los candidatos favoritos a llegar al 18 de julio con opciones de ganar gastarán entre 500.000 y algo más de un millón de euros en esos y otros conceptos.

De acuerdo con las encuestas, son tres los precandidatos que tienen mayores posibilidades de pasar el corte: Josep Maria Bartomeu, Joan Laporta y Agustí Benedito. Los tres son personajes lo suficientemente conocidos entre la masa social como para no tener problemas, al menos en principio, a la hora de lograr las firmas.

Si hacemos cálculos-ficción, aceptamos la cifra más baja de esa horquilla (medio millón de euros) y estimamos que cada uno de esos tres candidatos obtiene un mínimo de 3.000 firmas, el coste de cada soporte sería de algo más de 166 euros. Desorbitado, seguramente; muy apetitoso para quien logre finalmente la poltrona pero oneroso para los dos que se queden por el camino. Porque aquí, como en la película ‘Los inmortales‘, sólo puede quedar uno. Y ese uno, el uno ganador, no cuantificará el coste de su campaña por firma, sino por voto recibido. El voto que le permita dirigir al club y, por encima de todo, ganar el protagonismo –a todos los niveles: vanidad, relevancia, economía…– que confiere la presidencia del Barça, algo al alcance de muy pocos cargos en el mundo.

Pero, ¿y lo que no pasen el corte? ¿habrá merecido la pena gastar unos cuantos miles de euros para nada? El esfuerzo en la conquista de soportes entre los precandidatos es grande. Demasiado para unas fechas en las que no tienen siquiera el empujón que supondría un partido de liga en el Camp Nou. Algunos de ellos han empleado sus recursos económicos con mesura, pero otros seguramente han calibrado mal su carisma entre los socios y se pillarán los dedos. No tienen un stand en el estadio para engatusar a los espectadores de los domingos con balones, bolsas, bolígrafos o golosinas, y los extraños rumores que hablan de gratificaciones económicas a cambio de firmas –algo éticamente cuestionable por parte de quien firma y de quien pide el apoyo– tampoco aportarán gran cosa.

El hecho de no lograr las firmas no elimina la pregunta inicial del artículo. ¿Cuánto vale una firma de un socio? Es más, hace que afloren algunas más como, ¿qué ocurre con las papeletas de los candidatos que no pasan el corte? ¿Están obligados a presentarlas ante la junta electoral para que haga el recuento? ¿Tienen que destruirlas? ¿Es posible imaginar que acaben en otra precandidatura?

En el año 2006 se dieron dos ejemplos contrarios. Jordi Medina y su plataforma ‘Un crit valent‘ no lograron las 1.804 firmas que por entonces eran necesarias para ser candidato a la presidencia del club. No obstante, Medina presentó sus soportes en las oficinas del club, que le validó un total de 1.319 papeletas. Por contra, Jaume Guixà, que no pasó el corte, afirmó repetidamente haber logrado 1.694 firmas que jamás mostró y, naturalmente, tampoco presentó en la sede del FC Barcelona.

¿Adónde irán los besos que no damos?“, se preguntaba Víctor Manuel en una canción. ¿Qué ocurrió con aquellas papeletas? ¿Cuánto vale una firma de un socio?

Foto: Sport.es

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos