Cuadrado y Dani Alves

Ter Stegen. Y Bravo. Y Koke. Y un central y, quizá, probablemente, un delantero cuyo perfil no se tiene, al menos en el entorno, todavía claro. Por ahí parece trabajar el Barça en la remodelación que se adivina profunda de la plantilla con la que vaya a trabajar la próxima temporada Luis Enrique. Pero en todo ello baila una posición. Y un nombre: Juan Guillermo Cuadrado.

El colombiano aparece en todas las listas como destacado. Y lo hace llamado a ocupar el lateral derecho que debería dejar libre un Dani Alves cuya salida del Barça se ha dado por supuesta en los últimos tiempos, por mucho que las similitudes entre ambos jugadores se adivinan mínimas. De hecho, Cuadrado, un futbolista que conoce Luis Enrique desde que dirigió a la Roma, está entre los candidatos pero no como el lateral derecho titular.

Que Dani Alves vaya a abandonar el Barça está por ver. Siendo evidente que su rendimiento esta última temporada ha estado alejado de la excelencia del pasado, su capacidad física y su entrega no se discuten. Y esas circunstancias no son poca cosa a los ojos de un entrenador, Luis Enrique, que valora especialmente el compromiso de sus hombres. Titular indiscutible con su selección, el brasileño no deja de ser probablemente el mejor lateral que pueda tener el Barça en nómina siempre que el técnico le convenza de sus prioridades en el campo y ante ello no sería descabellado pensar que su futuro siga en el Camp Nou.

«Cuadrado no se parece a Alves. Es más ofensivo, muy versátil pero de perfil atacante», reconoció el miércoles su compañero Borja Valero en unas declaraciones a la Cadena Cope que dejan claro que el futbolista de la Fiorentina no debería sustituir al brasileño.

Luis Enrique descubrió a Cuadrado la temporada que dirigió a la Roma. Y lo sufrió de manera mayúscula el siete de abril de 2012, cuando el Lecce goleó a su equipo por 4-2 con una exhibición del hoy jugador de la Fiore junto a su compatriota Muriel, que convirtieron la banda derecha del salentini en un puñal que en una hora aplastó a los giallorossi. Interior derecho de largo recorrido, con buen manejo de balón en el regate, su capacidad defensiva, sin embargo, es mucho más discutible.

Tanto que contemplándose su fichaje como deseado (en Italia se afirma que el Director Técnico viola, Eduardo Macià, le busca ya sustituto), es difícil entender que el Barça piense en él como lateral.

Y con todo ello no sería al final una sorpresa que el Barça de la próxima temporada tenga en su plantilla a Cuadrado… como compañero de Alves.

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos