Messi guía a un gran Barça a cuartos de la Champions

Cuando Messi está fino la vida es más feliz en Can Barça. El entrenador puede relajarse, la grada disfruta e incluso Guardiola –hoy en su asiento de socio- se permite la licencia de aclamar las jugadas del astro argentino.

Y es que si el ‘10’ está bien física y mentalmente, poco se puede hacer. Más aún cuando el resto del conjunto acompaña y sus socios en ataque ofrecen variantes que aportan nuevas soluciones al juego.

El Barça de Luis Enrique parece haber cogido velocidad de crucero. Las salidas desde atrás después de un robo o pérdida del rival, santo y seña de este equipo, son cada vez más claras y efectivas. Con Suárez estirando al equipo y arrastrando centrales y Neymar abriendo el campo Messi encuentra el hábitat perfecto para decidir, recibiendo la pelota libre de marca y con espacio para inventar.

Sucedió mucho hoy, aunque sólo a la media hora de partido obtuvo premio el FC Barcelona. Rakitic -que encarna a la perfección el estilo de centrocampista del gusto de Luis Enrique, capaz de ir de área a área, de trabajar, de jugar en largo y combinar-, recuperó una pelota que a trancas y barrancas llegó a Messi con campo por delante. A partir de ahí, los dos acompañantes de lujo hicieron su trabajo. Neymar, que poco a poco vuelve a coger la forma, se abrió para aclarar y Suárez arrastró a los centrales hacia fuera del área, espacio que ocupó el croata para anotar el primero levantando la pelota ante la salida de Hart.

El gol desconectó definitivamente al City, si es que alguna vez el equipo inglés creyó en la remontada. Los de Pellegrini salieron como si el 0-0 les valiera. Agüero, muy sólo arriba, no podía aportar peligro. Nasri estuvo fuera del partido desde los primeros compases, cuando se las tuvo con Jordi Alba, que lo fue calentando jugada a jugada hasta que el francés las pagó con una fea entrada a Neymar. Y Silva, el único que proponía fútbol junto a Touré, no acabó de encontrar socios.

De no ser por Hart, el mejor del City esta noche, los citizens hubieran sufrido una goleada estrepitosa. Y es que el arquero negó continuamente el gol a Suárez, Messi y sobre todo a Neymar en la segunda mitad.

Sólo pareció despertar el Manchester cuando a falta de 30 minutos para el final el Barça puso la cabeza en el clásico del domingo. Pero en esas apareció Ter Stegen, que paró un penalti inventado entre el colegiado italiano y Agüero en el minuto 77. Antes, el alemán estuvo a punto de empañar su gran actuación como líbero cuando perdió un balón al intentar sacar la pelota jugada cerca de la banda. La cosa no pasó a mayores porque el Kun no supo definir de disparo lejano y Piqué tapó bien situado.

Fue el último fogonazo del Manchester City, que queda fuera de la Champions nuevamente en octavos, otra vez contra el Barça.

 

FICHA TÉCNICA

Camp Nou: 98.000 espectadores.

Árbitro: Rocchi (Italia). Amonestó a Fernandinho ’15, Kolarov ’19, Silva ’26, Nasri ’35, Alves ’79, Demichelis ‘82

FC BARCELONA: Ter Stegen; Alves (Adriano ‘90), Piqué, Mathieu, Alba; Mascherano, Rakitic Rafinha ‘83), Iniesta; Messi, L. Suárez y Neymar.

MANCHESTER CITY: Hart; Sagna, Kompany, Demichelis, Kolarov; Yaya Touré (Bony ’71), Fernandinho; Milner (Lampard ‘87), Silva, Nasri (Navas ‘46); y Agüero.

Goles: Rakitic ’31.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos