Ciclón serbio en Asia

Se acabó la gira asiática.

Tal como estaba previsto hay nuevo jefe instalado en la cúspide del tenis mundial. El balear Rafael Nadal sale de Shanghai, último torneo en Asia, con una renta de 400 puntos sobre el serbio Novak Djokovic, que pierde el cetro después de poco más de 100 semanas.

Sin embargo, a pesar de claudicar, el balcánico es el gran triunfador de esta gira, donde ha conseguido revalidar los títulos de Pekín (ATP500) y Shanghai (ATP1000), y, sobre todo, minimiza los daños después de la imparable temporada de Nadal, que amenazaba con salir hacia Europa con una renta mucho más abultada.

Está claro que en estas superficies ultrarrápidas y a menudo cubiertas, el Djoker es el alumno más aventajado; ni un inspiradísimo Juan Martín Del Potro que el sábado sacó a raquetazos de la pista a Nadal, consiguió doblegarle, aunque resistió como un titán las envestidas feroces del serbio para claudicar en el tie break del tercer set. Gran gira del gigante argentino, ganador en Tokio, que se reivindica como una alternativa, parece que la única, ante el avasallador dominio de los 4 grandes, 2 en Asia por la ausencia de Andy Murray y el bajón imparable de Roger Federer.

Llegamos ahora al final del curso, en Europa otra vez. En el horizonte el último Masters 1000 de la temporada en París, y la Copa de los Maestros en Londres, cuyas últimas plazas están por asignar.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos