El cambio de rol de Xavi

Hubo un tiempo en que Xavi Hernández era el centro de todo. El de Terrassa hacía bailar al conjunto a su son, controlaba los tiempos del partido, dibujaba con su compás todas las jugadas del equipo, y fruto de eso –entre otras cosas- el Barça  llegó a rozar la excelencia futbolística con un estilo de juego ya conocido e interiorizado. El que Cruyff había dibujado, Rijkaard restaurado y Guardiola sublimado.

Y es que Xavi llegó a su plenitud como jugador a la vez que el Barça descubría y disfrutaba de la era Guardiola. Los astros se alinearon para ver la mejor versión del centrocampista y el equipo, manejado brillantemente por la mano de Pep. Fueron buenos tiempos para la lírica con Xavi como el guardián del estilo.

Xavi ya no es ni el plan ni la solución

Actualmente, recién cumplidos los 35, el bueno de Xavi vive una situación diferente. Un escenario con el que nunca se ha encontrado. Ahora, el de Terrassa ya no es el timón que maneja el barco culé. Tampoco es aquel joven que Van Gaal empezaba a utilizar para poner orden en los partidos desordenados. Hoy, Xavi ve desde el banquillo los minutos en los que se supone que su equipo debe remontar un marcador adverso. En los tres partidos que ha perdido el Barça esta temporada –frente al Ajax en Champions League y ante AthleticValencia en Liga– el egarense ha sido sustituido para intentar dar vuelta al resultado. Xavi ya no es ni el plan ni la solución. Es otra cosa.

Entre los estudiosos del tema los motivos para este cambio son muchos y diversos. Seguramente no sea una sola cosa, sino un cúmulo de muchas razones. Los retoques que el Tata Martino quiere imprimir al juego del equipo, la propia evolución del fútbol moderno, el estado físico del jugador, el momento del conjunto…

Mientras Xavi pierde minutos de calidad sin recambio, Thiago los juega en el Bayern

Seguramente el tiempo acabe arrojando luz sobre este tema. Mientras tanto, el papel de Xavi en este Barça evoluciona hacia un camino no explorado por el jugador. Pierde minutos de calidad y todavía no se vislumbra el jugador que ha de ganar esos minutos importantes. Thiago los juega, pero a las órdenes del Bayern de Pep. Y aquí, seguimos esperando un movimiento de Martino es este sentido.

Foto: fcbarcelona.com

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos