Breaking my Hart

Este artículo es una parodia. Cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia.

Ayer mucho culé se fue contento a casa. No lo entiendo. Me sorprendió no encontrar en la banda a un entrenador haciendo aspavientos a la grada y con el pelo engominado hacia atrás. 1-0. ¿Qué somos? ¿el Atlético de Madrid? ¿Dónde está el fútbol que nos dejaron entrenadores como Luis Aragonés, Rexach, Robson, van Gaal, Serra Ferrer, Antic, Rijkaard o el Tata Martino? Y eso que jugábamos contra la versión chilena de Wenger, un tío que no sonríe ni en el aniversario de sus hijas. Luis Enrique, lo que tienes que hacer es decir a tus jugadores que marquen goles. ¿Tan difícil es? Y al siguiente que intente pasarla dentro del área en vez de chutar se le obliga a vestir como Alves hasta final de temporada. Basta ya. Sólo Rakitic, que es nuevo, supo que el objetivo no es hacer caños o pases bonitos, sino meterla.

Motivos para el optimismo”, leía esta mañana. ¿Cuáles? “Messi”. Ya. Ese chaval aún debería estar agradecido a nosotros, que ahora puede subir a un autobús sin miedo a no llegar a alguna barra donde agarrarse. Ni Petit Suis ni ostias. Y encima vendrá en un par de meses pidiendo otra renovación. Es insaciable. Si hubiese un presidente con orgullo, le pediría a él que nos pagase a nosotros por tener el privilegio de jugar para el Barça, rodeado de grandes jugadores. ¿Qué ha hecho Messi en Argentina? Ahí no pide renovaciones. Por algo será.

Esta imagen pasó desapercibida en la ida. En ella se ve a Messi contento porque Hart tiene el balón y no ha marcado. ¿Casualidad? No lo creo.
Esta imagen pasó desapercibida en la ida. En ella se ve a Messi contento porque Hart tiene el balón y no ha marcado. ¿Casualidad? No lo creo. Ya ni disimula.

Por último, Twitter se llenó de nostalgia ayer con Guardiola.Celebra los goles”, “sigue siendo culé”, “mirad su reacción al caño de Messi”. Tonterías. Pep estaba tan contento porque sabía que su Bayern era capaz de desmontar en mil pedazos lo que estaba viendo en el campo. Y su reacción al caño de Messi fue al pensar a qué grada del Allianz mandaría Xabi Alonso al argentino si se atreviese a hacerle un caño. Guardiola no tuvo suficiente con destrozar al Barça desde dentro y ahora quiere hacerlo desde fuera. Recordemos que este tipo aprovechó la herencia ganadora de Rijkaard, igual que ha hecho con Heynckes en Alemania. En unos años, cuando allí también se acaben los jugadores del ciclo anterior, se irá “vacío” al próximo campeón de Europa. Aquí sabemos quién eres, Guardiola.

Y, para más inri, el domingo contra el Madrid. ¿Sabéis quién lo celebrará cuando perdamos? Yo sí.

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos