Benedito considera agotada la credibilidad de Bartomeu

El empresario Agustí Benedito, el eterno candidato ‘in pectore‘, ha vuelto a cargar contra la junta directiva en una rueda de prensa de valoración de la temporada, aunque la sorpresa es que señaló a los jugadores en la mala temporada firmada por el primer equipo.

«La responsabilidad de la mala temporada es de todos, pero los jugadores tienen un papel protagonista. El entrenador podía haber decidido marchar por la complicación que ha tenido; el director técnico, la junta, también tienen responsabilidad, pero sobre todo los jugadores», ha indicado.

La falta de transparencia, los criterios que impiden una mayor participación de los socios en la vida del club, el problemático horario de los partidos y, sobre todo, la imposibilidad de que los niños tengan acceso libre al Camp Nou centraron su discurso.

Tras admitir la «extraordinaria temporada» de sucesos vividos en el club, Benedito cree que en los cinco meses y medio que Bartomeu lleva en la presidencia ya ha agotado la «escasa credibilidad» que le podía quedar a él y a su junta directiva.

Y como hilo conductor de su discurso: Catar y las consecuencias que las sospechas de corrupción que se han producido en torno a la organización del Mundial de 2022 puedan tener en la imagen del Barça.

«Sabemos, especialmente por la prensa internacional, las connotaciones que hay al respecto. Podría ocurrir que este patrocinio podría llevar al Barça de avergonzarnos incluso de lucir Catar en la camiseta. La imagen de la marca Barça ha caído en un cierto desprestigio a raíz de todo esto. Estamos perdiendo el activo de la marca», ha dicho.

Cree Benedito que si llegara el caso que el juez Ruz imputara a Bartomeu por el caso Neymar, al presidente del Barça no le quedaría más remedio que presentar la dimisión y seguir el ejemplo de Sandro Rosell.

«Rosell dijo cuando se fue que no quería que ‘ataques injustos influyan negativamente al club y por eso mi etapa aquí ha acabado’, pero Bartomeu desmiente a su presidente, amigo y compañero de batallas. No está a la altura. Si es imputado no le queda otra salida que dimitir, porque si además de que esté imputada la entidad, están imputados ellos -los directivos-, no les quedaría otro remedio que irse», ha insistido.

Apuesta por Luis Suárez, pero no por los 70 u 80 millones que pagará el Barça por él. «Luis Súárez es un jugador extraordinario e incorporarlo sería una magnifica noticia. Tiene mucho talento y hace poco que ha cumplido 27 años. Pero creo que hay otras incorporaciones prioritarias», ha opinado.

Tras insistir que detrás del proyecto del ‘Espai Barça‘ se encuentra Catar y que si fuera presidente intentaría deshacerse del compromiso con el principal patrocinador del club, Benedito también ha advertido de la «parte crítica» existente en la junta directiva como se ha demostrado a raíz de las dimisiones de Eduard Coll y de Pilar Guinovart.

En cuanto a la posible conexión entre la judicialización de la vida azulgrana y la cuestión soberanista, el empresario no cree que haya ‘manos negras‘.

«Una cosa es lo de Messi, cuyo origen lo encuentras en algunas actividades de su entorno, y otra la situación política que se comenzará a vivir ahora con el tema del proceso y la consulta. Todo ello supondrá que se tensen las cosas y se siga todo con un exceso de celo», ha insistido.

En cuanto a la actuación del juez Ruz en el caso Neymar, Benedito lo tiene claro: «Lo que se trata es de hacer las cosas bien hechas y en este caso, Rosell y el Barça están imputados».

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos