Benedito, paso al frente

Ya está dispuesto a pasar a la acción. Después de una calculada ausencia de los medios, a los que acudía en cuentagotas y un trabajo a la sombra, Agustí Benedito ha anunciado hoy que realizará “oposición activa” a la actual junta si el actual presidente, Josep Maria Bartomeu, no convoca elecciones el próximo verano.

Ha tardado Benedito en dar el paso y también a pronunciarse en público sobre la consulta del próximo sábado con el Camp Nou. Sabe que ganará el sí, pero no está dispuesto a ofrecerle “un cheque en blanco” a la directiva de Bartomeu.

A Benedito se le vio ágil e hizo continuados guiños al auditorio citando algunos textos de los periodistas allí presentes. Manejó datos, muchos datos. Aseguró que el 80 por ciento de los socios quieren una reforma del Camp Nou y se ha quejado de esa campaña propagandística realizada por el club y que ha costado más de dos millones de euros.

La del sábado no es una votación más. El barcelonismo tiene que entender que está en cuestión un modelo de club. No es una reforma, es algo que puede condicionar el futuro de la entidad, la capacidad para invertir en el primer equipo, nuestra viabilidad, sostenibilidad e incluso las políticas futuras de entradas“, ha insistido.

Acompañado por su segundo de abordo, Lluis Geli, Benedito se quejó por la falta de legitimidad de Bartomeu y también porque en el marco de crisis económica el club ha perdido más de 20.000 socios.

Tras criticar “la desaforada actividad de los directivos“, Benedito ha comentado que el club esconde datos, muchos datos y mostró preocupación por los detalles que no se conocen sobre el contrato de Qatar.

¿Sabemos cuántos socios estarán afectados mientras dure la reforma del Estadio? Calculo que unos 20.000, todos ellos de la primera gradería. ¿Sabemos el coste del mantenimiento durante ese tiempo? Un siete por ciento del total: 40 millones de euros“, insiste.

El “bajísimo rigor” en la cuantificación económica de la operación es otro de los asuntos que trató y lo hizo con más datos. “El nuevo Palau dice que costará 90 millones; los estudios que hemos realizado no bajan de 130 millones. Además otro detalle: en estas construcciones la desviación del presupuesto alcanza el 50 por ciento por lo habitual. ¿Y si no se cumplen las previsiones? ¿Qué hacemos?“, advierte.

Benedito considera necesario que se convoquen elecciones a finales de temporada. “Me había comprometido con el barcelonismo a no ejercer como opositor, pero si Bartomeu no convoca elecciones y pone en peligro nuestro carácter diferenciador, estaré obligado a hacerlo“, insiste.

Agustí Benedito ha dado un paso al frente. Era ahora o nunca.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos