Bartomeu señala a Rosell

El presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, se ha desmarcado de cualquier negociación en el caso Neymar y ha señalado directamente al dimitido Sandro Rosell, quien según ha declarado había negociado la totalidad de los contratos con el crack brasileño.

En una declaración que se alargó durante más de tres horas, Bartomeu negó ante el juez Pablo Ruz la existencia de delito fiscal en el caso.

El presidente del Barça dejó claro que no intervino en ninguno de los siete contratos firmados con Neymar y que la operación la lideró desde el principio Sandro Rosell. Además, justificó su firma en los mismos porque los daba por buenos.

Cuando accedió a la presidencia, en febrero de 2014, tras la dimisión de Rosell, Bartomeu dio órdenes de hacer los pagos a Hacienda para no acometer ningún riesgo en la operación.

Por ese motivo, el club ingresó a Hacienda 13,5 millones de euros, con la idea de cubrir la posible deuda existente. La Agencia Tributaria sostiene que existe un delito fiscal imputable en 2014, porque el Barça tendría que haber pagado 2,6 millones de euros en concepto de IRPF, algo en lo que el presidente del Barça no está de acuerdo.

Bartomeu ha explicado que esa cantidad debería computarse en 2013, no en 2014, y además asegura que la cantidad es inferior, porque se trata de rentas entre el club y las sociedades del grupo N&N y no entre particulares.

Por ese motivo, ese cantidad tributaría en menor cuantía y, además, debería abonarse en Brasil, no en España, porque N&N está domiciliada allí.

Otra parte de la declaración versó sobre las sociedades que derivan de N&N. Hacienda considera las mismas como «una tapadera«, hecho en lo que Bartomeu tampoco está de acuerdo, puesto que ha recordado que el grupo Neymar está formado por varias empresas, que explota desde 2006 los derechos de imagen del jugador y que además tiene 40 trabajadores.

 

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos