Bartomeu se escuda en Vilanova

Adelantar un año la contratación de Neymar fue una petición de Tito Vilanova. Hasta tres veces lo admitió el presidente del Barcelona, Josep Maria Bartomeu, en la Audiencia Nacional. La primera a preguntas del juez Pablo Ruz: «La petición de Tito Vilanova fue adelantar la llegada de Neymar«; la segunda cuando fue requerido por el fiscal Perals: «En 2013, hay una petición del entrenador, Tito Vilanova»; y la tercera después de una pregunta similar del abogado del Estado: «Tito está haciendo su terapia y nos dijo que quería hacer el cambio«.

La Cadena SER ha desvelado hoy audios y vídeo de la declaración de Bartomeu ante la Audiencia Nacional, una declaración en la que justifica la llegada de Neymar un año antes por el deseo del entrenador. Detalla el presidente que la reunión tuvo lugar en 2013 en Nueva York, donde visita junto a Sandro Rosell a Tito Vilanova, quien se sometía por entonces a una terapia para superar el cáncer que acabó con su vida un año después.

«Hay una petición del entrenador. Además me acuerdo porque nuestro entrenador Tito Vilanova en aquel momento – Guardiola ya se había ido- está enfermo y fuimos con el presidente a visitarlo a Nueva York, a ver como estaba de la operación y ahí nos dijo aparte de su operacion nos explicó  lo que quería hacer el año que viene, nos dijo si podéis intentar traer a Neymar un año antes si es posible«.

Escudarse en alguien que no puede dar su opinión en un caso como éste es un mal síntoma. Se dice que fue Vilanova quien pidió adelantar un año el fichaje (recordemos las declaraciones hechas por Tito en 2013: «A mí el club me da un equipo la temporada que viene y yo lo entreno. Solo soy un empleado»). También se comenta que la operación supuso un sobrecoste de 42 millones de euros, pero la ingeniería del caso Neymar, por la cual dos presidentes y el propio Barça serán juzgados, fue una decisión del club, especialmente de Sandro Rosell, que fue quien llevó el peso de la operación, según ha insistido en varias ocasiones Bartomeu.

La falta de estilo al involucrar a Vilanova en esta cuestión parece una manera de salir adelante de Bartomeu cuando se ha visto acorralado. Incluir las expresiones ‘enfermo‘ y ‘tratamiento de quimioterapia‘, la demostración de que parece que todo vale con tal de salvar una delicada situación.

 

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos