Josep Maria Bartomeu ha comparecido hoy en el Camp Nou para anunciar la convocatoria de elecciones a la presidencia del FC Barcelona a final de temporada.

Bartomeu, reacio desde el día que tomó posesión del cargo a llamar a los socios a las urnas, ha aludido a la necesidad de “rebajar la exagerada tensión” que se está viviendo en los últimos tiempos, generada por “quien todo el mundo sabe”. El aún presidente del Barça ha anunciado también que tiene la intención de presentarse a los comicios para continuar con su proyecto.

Josep Maria Bartomeu ha eludido pronunciarse sobre el enfrentamiento entre Leo Messi y Luis Enrique, y también ha evitado hablar sobre los encuentros con candidatos a la dirección deportiva como Òscar García, según ha informado el diario Sport. “Messi es una pieza fundamental en el equipo de fútbol, pero él no lleva la vida del club”, ha afirmado para repetir en diversas ocasiones que ve al argentino “feliz, implicado y muy motivado” en el Barça.

Sobre la destitución de Andoni Zubizarreta, el presidente ha explicado que la decisión se ha tomado a causa de “una pérdida de confianza” y ha eximido al exportero de la responsabilidad sobre la sanción de FIFA porque no tuvo que ver con las incorporaciones de los futbolistas menores de edad. “Las personas que han estado implicadas en el tema FIFA ya no están en el club. No voy a decir nombres, pero se han ido marchando“, en alusión a Guillermo Amor y Albert Puig, primeras víctimas del “caso Barça“, como ha bautizado el propio presidente.

Respecto al sustituto de Zubi, Bartomeu ha explicado que se busca un perfil de alguien que “ya está o que haya estado en el club” y que tenga el famoso ADN Barça, aunque ha sido incapaz de decir cuál será la duración del vínculo contractual que le unirá a la institución.

Bartomeu ha añadido que seguirá tomando las decisiones ejecutivas con normalidad, comenzando con la que atañe a los derechos de televisión para la temporada 2015-16, y ha asegurado que jamás se había planteado dimitir con anterioridad porque su intención era “agotar el mandato”.

No tengo la sensación de que nuestra imagen sea mala”, ha dicho Bartomeu cuando se le ha inquirido acerca de los problemas institucionales, poco después de afirmar que la situación del club es buena porque “llevamos cuatro años ganando dinero sin parar. El socio está contento porque ve un proyecto y ve que se está construyendo una nueva era con Luis Enrique“, aseveró.

Preguntado sobre la posible aparición de más candidatos a la presidencia entre los miembros de su junta directiva, Bartomeu ha dicho que tendrían “todo el derecho” y ha pedido a los futuros candidatos “respeto, fair play y responsabilidad porque ahora no estamos en campaña“.