Tan cerca, tan lejos

BARCELONA-SPAIN-MAY-03-Cesc-Fa_54407520213_54115221154_600_396

«La Liga es el premio al más regular de todos los equipos». Este tópico del fútbol siempre se cumple, incluso en temporadas tan mediocres como la que estamos apunto de terminar.

Tiene bemoles que una Liga que va a terminar con tres equipos con casi 90 puntos se pueda catalogar de mediocre. Una Liga en la que un tercer equipo, además de Barça o Real Madrid, se ha sumado a la fiesta –casi siempre privada– y encima depende de sí mismo para ganarla a casi dos jornadas del final. A casi dos jornadas porque del resultado del partido pendiente del equipo madridista depende de que los culés vuelvan a estar en disposición de ganar por sí mismos. De ganar o de volver a perder. Ya hemos vivido muchas veces esta situación a lo largo de esta temporada como para asegurar nada.

Y digo mediocre porque el nivel de la Liga, en general, lo es. A excepción de la gran temporada que está haciendo el Atlético de Madrid, ningún otro equipo es de fiar. Y a estas alturas, con final de la Champions League en el horizonte, ni siquiera el equipo colchonero lo es.

Los resultados de ayer de los dos equipos madrileños han dado oxigeno al equipo catalán. Tras el empate del Getafe en el Camp Nou en el tiempo añadido nadie daba un duro por los culés. Aunque las matemáticas jugaran a favor de la esperanza, ni el Tata Martino ni ninguno de los cada vez menos jugadores que acuden a la zona mixta –el sábado fueron Xavi, Bartra e Iniesta–, contaron con ellas como coartada para seguir peleando hasta el último minuto del último partido.

Las palabras que se escuchaban confirmaban la sospecha de que todos tienen la cabeza en otro sitio. Llámese Mundial, llámese Islas Seychelles. Desde que asaltó el Santiago Bernabeu, el equipo se olvidó de competir.

Anoche el Real Madrid arañó un punto en el descuento. Sin duda el tiempo añadido esta jornada ha sido cruel con el Barça. En su partido le costó dos puntos; en el Bernabeu, depender de sí mismo.

Tiene bemoles que el Barça esté en la pelea por ganar la Liga a falta de casi dos jornadas del final. El Barça más mediocre de los últimos años. Un equipo y un club que se han dejado ir de una manera vergonzosa. Pero si el fútbol es justo, le debe una Liga a un Barça que no juegue bien. A un Barça que gane por el mero hecho de que las matemáticas le mantienen ahí.

Pedir a la afición que se enchufe a la Liga es relativamente fácil. Anoche, mientras el Real Madrid perdía su partido contra el Valencia, todos estaban pendientes. De darse el resultado que necesita el equipo culé no tengo duda de que el Camp Nou se llenará para arropar al equipo e intentar ganar el último partido y con ello la Liga, como sucediera en el pasado reciente cuando el Barça vivía pendiente de la radio tras ganar sus partidos en el Estadi mientras esperaba que ocurriera un milagro en Tenerife o en Riazor.

Nada tiene que ver esta temporada con las ligas de Tenerife o del penalti de Djukic. Aquel Barça compitió hasta el final. Esta temporada se ha empecinado en no querer ganar por sí mismo. Y eso es lo que se me antoja más complicado: pedirle al equipo que se enchufe a la Liga, que pelee cada pelota como si fuera la última, que gane los dos partidos que quedan. Un equipo que ha tenido mil y una oportunidades para ganar algo esta temporada y no ha sido capaz. Fútbol nos sobra. Y eso es lo que preocupa, porque ganar un título esta temporada poco tiene que ver ya con el fútbol. Y además el guión final de esta temporada es caprichoso; el Barça depende del Real Madrid, el Real Madrid del Barça y el Atlético de Madrid, que depende de sí mismo, prefiere tener al Real Madrid con opciones hasta el último partido. Y los aficionados culés pueden vivir una última jornada deseando que pierda su equipo. Una auténtica locura.

Mientras tanto, en una temporada mediocre, el Barça sigue ahí. A un empate del Real Madrid y a dos victorias de ganar la Liga. Tan cerca y tan lejos.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos