Que ganen por lo que quieran

leocoche

Heridos en su orgullo al sentirse dolidos por esa crítica excesiva, que muchos no comparten. Los jugadores barcelonistas se sientes señalados y demuestran vivir en esa burbuja egocéntrica en la que la culpa siempre es del resto.

Solo así se pueden comprender las últimas declaraciones de Pedro Rodríguez, Leo Messi o de Dani Alves, los únicos que en la última semana han hablado y que pese a las oportunidades que les han dado sus principales rivales ligueros aún se creen que la culpa es de esa crítica inmerecida y desmesurada, de ese entorno tóxico y autodestructivo del que, al parecer, ellos no forman parte.

La memoria es efímera y, sobre todo, selectiva. De esa manera se puede entender de que las dolorosas derrotas sufridas en campos de equipos ahora inmersos en la lucha por el descenso apenas quede rastro en sus cabezas y piensen solo en ganar la Liga por su orgullo, por las ganas de reivindicarse personalmente o por cuestiones terrenales: el dinero a percibir, como aseguró Dani Alves en uno de sus ataques de sinceridad que seguramente le llevarán a París dentro de unos meses.

No en tantas ocasiones el Barcelona ha tenido el Campeonato a tiro de seis puntos, a falta de dos partidos. En el pasado reciente, nadie dudaría de que la Liga se teñiría nuevamente de azulgrana, pero los últimos precedentes no invitan a ser optimistas.

Que ganen por su orgullo, para acallar críticas. Que lo hagan para despedir de la mejor manera al ‘Tata‘, por Tito o para callar bocas, esa expresión que tanto les gusta a los futbolistas, pero que lo consigan.

Por aquellos aficionados que hace unos días acudieron a las puertas de la Ciudad Deportiva y les recibieron con una pancarta en la que se podía leer: «Yo siempre creí en ti» o por ellos que, en el fondo, es lo único que les importa.

La clave del Campeonato está mañana en Elche, en uno de esos campos (Osasuna, Granada, Valladolid) donde el Barça este año y hasta hace una semana había perdido la Liga. Todo depende de los azulgrana y de su intensidad. Los ilicitanos no pierden en casa desde el 20 de diciembre del año pasado cuando cayeron ante el Málaga (0-1).

En los nueve partidos restantes han conseguido cuatro victorias y cinco empates, han marcado siete goles y únicamente han encajado dos (Levante y Sevilla). Está el Elche en la lucha por el descenso y el Barça no puede especular.

Si el Barça sale adelante mañana en Elche, donde habrá un homenaje para Tito, Asensi y Marcial, la Liga será suya, porque llegados a ese punto, a nadie se le pasará por la cabeza perder la Liga en casa, pese a que el rival sea un finalista de la Liga de Campeones y el Barça no le haya ganado ni uno de los cinco partidos jugados este año.

Se lleva el ‘Tata’ a Elche a toda la plantilla menos a Víctor Valdés. La principal duda es la de Xavi Hernández, que no se ha entrenado con el grupo durante toda la semana, y los analistas están pendientes de la decisión táctica de Martino: ¿Con Cesc o con extremos?

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos