Desastre en Colonia

Una mala gestión, desde la pista y también desde el banquillo, han llevado al Barça a la derrota ante el Flensburg alemán (39-41, tras penaltis) en un partido muy equilibrado, pero dominado por los azulgrana con solvencia en el inicio del segundo tiempo que les llevó a pensar que la diferencia obtenida (seis tantos) era suficiente para llevarse el partido.

Pero no fue así. Jugó el Barça con fuego y se quemó. Forzó la prórroga el Flensburg con un lanzamiento al límite de Gandorf y en el tiempo extra, aún tuvieron los azulgrana ventajas para llevarse el partido. Incluso tuvo un lanzamiento final, por medio de Karabatic, para llevarse el partido, pero el meta Rasmussen fue decisivo en todo momento.

Ya en la tanda de penaltis, los alemanes se mostraron muy seguros y anotaron todos los que intentaron. El Barça falló uno, por medio de Karabatic. Cosas del destino, el tipo desequilibrante para reconquistar la Champions, fue quien no acertó en el momento decisivo.

Pero no fue culpa de él. Al Barça se le empezaron a torcer las cosas con la lesión de Noddesbo en la segunda mitad. Los azulgrana sabían que el Flensburg no podía aguantar su presión defensiva durante todo el partido y después de un igualado primer periodo, en el segundo la calidad individual de los catalanes y las paradas de Saric –que jugó todo el partido– empezaron a establecer diferencias.

Tanto que a 10:30 para el final y con seis goles de ventaja, el partido parecía decantado. A partir de entonces, Karabatic, el alma del equipo, pasó más minutos en defensa que en ataque; el juego con los pivotes desapareció y los centrales –especialmente Sarmiento– no estuvieron a la altura de la situación.

Y ocurrió lo que suele pasar en estos casos. El Barça estuvo casi nueve minutos sin marcar, el equipo que va a remolque se anima e impone su juego. Si, como es el caso, es el conjunto local; todo se complica más y en la lotería de los penaltis; tienes las de perder.

El resultado es decepcionante. El Barça había ganado todas las competiciones que había disputado hasta hoy; pero perder la Champions y en las semifinales es un fracaso.

Ficha técnica

39 – Barcelona: Saric (Sterbik); Noddesbo (5), Juanín (5, 1p), Víctor Tomás (6, 1p), Entrerríos (5), Sorhaindo (2), Sarmiento (-), Gurbindo (-), Rutenka (4,2p), Stranovsky (-), Morros (1), Karabatic (5), Saubic (-) y Lazarov (6).

41 – Flensburg: Andersson (Rasmussen); Nenadic (2), Eggert (6, 2p), Glandorf (8), Mogensen (6), Svan (2), Weinhold (8, 1p), Wanne (4, 1p), Heinl (-), Gottfridsson (2, 1p), Radivojevic (2, 1p) y Kndusen (1).

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos