El Barça debuta en Amsterdam

Aunque pueda parecer sorprendente en dos clubes de la enjundia y dilatada historia de Ajax y Barça, se trata del primer duelo oficial entre ambos en casa de los “ajacied“. Será el partido europeo número 75 que disputa el Ajax en el Amsterdam Arena desde que el 25 de septiembre de 1996 albergara su bautizo continental, teniendo como rival el Grasshopper de Zúrich.

La última visita del cuadro blaugrana a tierras holandesas se remonta a la temporada 1997/98 en la fase de grupos de la Champions League, donde lograron empatar a dos goles contra el PSV Eindhoven. Justo dos años antes, y en el mismo escenario, el Barça consiguió su última victoria en Holanda (2-3) en los cuartos de final de la Copa de la UEFA (el día del famoso gol de Sergi Barjuán).

El Ajax intentará poner fin a una racha de nueve derrotas consecutivas ante rivales españoles. En las tres últimas temporadas perdió todos los partidos que le enfrentaron al Real Madrid en la fase de grupos, con goleadas escandalosas en el Amsterdam Arena: 0-4 en la 2010/11, 0-3 en la 2011/12 y 1-4 en la temporada pasada. Terceros de grupo, después de la sufrida victoria ante el Celtic la pasada jornada, afronta el encuentro ante el Barça consciente de que una victoria le daría la segunda plaza del grupo, siempre que el Milan no gane en el Celtic Park.

En relación al partido contra el Barça, la principal baja es la de su capitán Siem de Jong, que sufre una lesión en el bíceps femoral y parece ser que no llega a tiempo para este partido. También es seria duda el delantero centro, Sightorsson. El islandés sufrió un leve esguince de tobillo jugando con su selección la semana pasada y es la principal preocupación de Frank de Boer a la hora de configurar el frente de ataque. El que no estará disponible contra su ex equipo es Bojan Krkic, a pesar de haber completado la última fase de recuperación la pasada semana. Sólo ha realizado dos sesiones íntegras con sus compañeros y tanto el cuerpo médico como el técnico han optado por no forzar su reaparición.

Teniendo en cuenta estos percances, la base sobre la que ha trabajado De Boer para el partido contra el Barça pudo verse claramente en el último partido ante el Heracles. Durante el mismo estuvo haciendo pruebas con el sistema y los jugadores que podría emplear esta noche, barajando seriamente la posibilidad de presentar una defensa con tres centrales dentro de un esquema 3-2-4-1.

Cilessen es fijo en la portería. La línea de tres centrales la pueden forma la pareja habitual Veltman-Moisander con la ayuda del joven Stefano Denswil, que ya fue titular en el partido ante el Celtic. Con esta disposición, los laterales Van Rhijn y Blind quedarían más liberados para apoyar el centro del campo en el repliegue defensivo. El danés Schone -principal referencia a la hora de sacar el balón jugado- y Serero serían los pivotes centrales, secundados por el interior derecho Klaasen y el eléctrico Viktor Fischer, por la banda izquierda. Danny Hoesen, goleador en el partido ante el Heracles, sería la punta de lanza del equipo en caso de que Sigthorsson cause finalmente baja.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos