Àlex Cubero

Perdedores

No me pregunten la razón, pero toda mi vida he pecado de una irremediable debilidad por los perdedores. Me chiflan

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

En esta sección: