Andrea Karl, la ganadora del maratón de St. Louis, pudo cortar la cinta

Después de que durante la disputa del maratón de St. LouisAndrea Karl sufriera un Rosie Ruiz en toda regla, el domingo pasado pudo hacer realidad el privilegio de todo atleta ganador de cortar la cinta.

Momentos antes de la disputa del partido entre los St. Louis Cardinals y los Cincinnati Reds, en el Busch Stadium de la ciudad del estado de Misuri, la joven atleta realizó una vuelta al terreno de juego y una vez llegó frente a los banquillos pudo cruzar victoriosa la improvisada linea de meta.

Así, alzando los brazos en señal de victoria, la joven pudo recibir el calor de los aplausos de la afición de St. Louis y redimirse del estado de perplejidad en el que se quedó después de recorrer en solitario las calles de la ciudad al frente de todas las mujeres. Karl llegaba a meta acompañada por la bicicleta que marca la primera posición de la carrera pero ante el asombro de ambos, Kendall Schler, había llegando antes y se fotografiaba como ganadora. Después se pudo comprobar que no había disputado la totalidad del recorrido y fue descalificada.

Además de este simbólico acto, Karl, se hizo con el cheque de 1.500 dólares con el cual se premia el esfuerzo de la ganadora. Al menos ella los sudó pulgada a pulgada.

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos