Adiós a Pete Mickeal

Ayer se confirmó que Pete Mickeal no continuará perteneciendo al equipo de baloncesto del FC Barcelona. En un escueto y frío comunicado, el club explicó que había llegado a esa decisión tras estudiar los informes médicos enviados desde Estados Unidos, y que la no renovación había llegado «de mutuo acuerdo».

El club es libre para decidir si quiere a Mickeal o no en el equipo. Incluso tiene todo el derecho para -tras realizar las pruebas que considere oportunas- resolver que el jugador no es apto para practicar deporte al máximo nivel. De momento, no obstante, ni Joan Creus ni Xavi Pascual han dicho una palabra del asunto. El problema es otro, lo que no significa que sea nuevo.

Según el representante de Mickeal, los informes médicos llegados desde Florida afirman que el alero tiene el alta médica y que no corre riesgo alguno si vuelve a jugar. Pero los médicos del Barça, al parecer, dudan.

Y digo que dudan -al parecer, insisto- porque de no ser así, la promesa realizada tras su recaída por el presidente Rosell al jugador (si los informes médicos son positivos, estarás aquí) se habría cumplido de inmediato. Y sí, se ha cumplido, pero del mismo modo que ocurrió con la frase de Bertomeu, cuando dijo que Abidal renovaría en cuanto disputara un partido.

En cualquier caso, el Palau no volverá a ver con la camiseta azulgrana al tipo que se encaró con Kobe Bryant, al que se crecía en los partidos contra el Real Madrid, al que infundía coraje al equipo y al que, en definitiva, se despidió entre lágrimas diciendo que quería volver al Barça.

Ahora, y con toda la razón del mundo, el representante de Pete Mickeal dice que puede firmas por el equipo que quiera, ya sea en Europa o en la NBA. Y si lo hace por el que más nos duele, tal vez -sólo tal vez- lo tendremos merecido.

Comparte este artículo

Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email
Compartir en pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos