A tres triunfos del triplete

El Barça hasta se puede permitir el lujo de perder ante el Atlético de Madrid y contra el Bayern de Múnich –siempre que no sea por más de tres goles– para firmar una impensable triple corona si nos remontamos cuatro meses atrás. Todo han sido magníficas noticias –incluida la convocatoria electoral– desde aquella derrota en Anoeta del 4 de enero. Desde entonces, 27 victorias, un empate y una derrota en 29 partidos; con el mejor Leo Messi, un equipo cambiado con un físico imponente y la enorme artillería formada por el argentino, Neymar y Luis Suárez que atesoran 112 goles en lo que llevamos la temporada.

La Liga está a una victoria cuando faltan dos partidos. Ya no se mira el partido del Calderón con recelo, porque lo ideal sería certificar el campeonato una semana después en el Camp Nou frente al Deportivo de La Coruña. Si como todo indica, así ocurre, sería el quinto campeonato en siete temporadas. El empate del Valencia en el Bernabéu ha abierto todas las puertas y el Barça seguramente no desaprovechará esta inmejorable oportunidad, porque está en el mejor momento de forma del año. De hecho, con los dos goles marcados ante el equipo de David Moyes, alcanza los 59 en la segunda vuelta del Campeonato, un récord absoluto en la historia de la competición doméstica.

Los de Luis Enrique no encajan un gol desde que lo hicieran ante el Paris Saint Germain en la ida de los cuartos de final. Han pasado siete partidos y desde entonces, los azulgrana acumulan un parcial 25-0. Con el 2-0 conseguido ante la Real Sociedad, el equipo ha igualado el récord de partidos sin encajar goles –situado en 32 por el Barça de Pep en la temporada 2011-2012– y además el técnico asturiano se ha convertido en el mejor entrenador debutante de la historia, merced a las 47 victorias, tres empates y cinco derrotas.

La final de Copa, que el Barça acoge en el Camp Nou, es el segundo título al que cronológicamente aspira el equipo azulgrana. El Athlétic es el rival, un equipo que centra el éxito o el fracaso de la temporada en ese partido y por eso puede convertirse en un rival peligroso. Y la tercera competición a la que aspira el euipo de Luis Enrique es la Champions League.

Después del 3-0 conseguido en la ida de semifinales ante el Bayern de Múnich, los azulgrana tienen que centrarse en marcar un gol en el Allianz Arena para sacar billete para la final de Berlín. Los de Pep Guardiola no están en la mejor disposición y el Barça tendría que dar un golpe en la mesa y clasificarse con autoridad. A 27 días para la final de la temporada, ya hay tres fechas marcadas en rojo:  23 de mayo, 30 de mayo y, ojalá, 6 de junio. ¿Imaginan un triplete en quince días?

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos