77-81. El Barça tumba a Panathinaikos en el Oaka

El FC Barcelona derrotó anoche a domicilio al Panathinaikos de Dusko Ivanovic (77-81) y recupera muchas de sus opciones para ser cabeza de serie en los cruces de cuartos de final de la Euroliga de baloncesto. La derrota del Maccabi en Belgrado ante el Estrella Roja y la victoria del Barça en el Oaka deja a los de Xavi Pascual con la segunda plaza a tiro de piedra. Gracias a hacer fácil lo difícil –ganar dos veces en casa del Panathinaikos cuando nadie lo había hecho– el conjunto azulgrana comienza a arreglar su mal inicio de liguilla.

Y todo a pesar de jugar un mal primer cuarto en el que la defensa culé no ha logró detener a Batista, que en ataque se comió a Tomic y lo sacó mentalmente del partido. El gigante croata no lograba imponerse ante la intensidad física que imponían los locales, que cerraron el aro a cal y canto, impidiendo al Barça anotar cerca de canasta.

Ya se sabe que cuando el Barça no encuentra a Tomic sufre, ya que el pívot no sólo anota sino que genera espacios para sus compañeros. Pero poco a poco, el Barça fue encontrando un mayor equilibrio ofensivo gracias a un inspirado Marcelinho que supo manejar el ritmo del partido y, sobre todo, enchufar a Pleiss, quien jugó el primer partido grande de verdad con el Barça.

Un mayor orden en ataque, unido a una buena defensa encabezada por un sombrío pero muy eficaz Abrines dieron las primeras ventajas al Barça. Con todo en orden y fresco de piernas, apareció Juan Carlos Navarro para disparar a su equipo hasta los 10 puntos de ventaja al descanso. Navarro, este Navarro, puede y debe ser letal para finalizar el buen juego colectivo, nunca para generarlo.

De hecho, el equipo sufrió cuando al final del partido intentó ser él quien generase el juego. Un dato: los de Pascual han anotado 25 de las 28 canastas en juego tras asistencia, lo que indica que los puntos llegaban gracias al juego colectivo y no a causa de acciones individuales.

Para llegar a esos minutos finales apretados, Panathinaikos habían conseguido que el Barça no jugase al ritmo de Marcelinho provocando pérdidas que suponían canastas fáciles en el tercer cuarto. Eso igualó el encuentro a pesar de la exhibición que estaba dando Pleiss, leyendo a las mil maravillas los dos contra uno jugados con Huertas.

Pero si el Barça ganó al PAO fue gracias a que los jugadores claves han aparecido al final del encuentro. Doellman cada día va a más y sin hacer ruido se fue a los 21 puntos, con cinco de ellos en los momentos calientes. Lo mismo puede decirse de Tomic, que con Pleiss fuera por faltas, supo asistir a sus compañeros y cerrar el aro. Tampoco podemos olvidar a un Navarro que, a pesar de su final desastroso dirigiendo el ataque, anotó un triple cuando más apretaba el rival.

Al final, la victoria debe suponer un empujón anímico para un equipo que no ganaba en una gran pista desde diciembre. Poco a poco va recuperando a jugadores y, como se vio en la final de Copa, a pesar de los pesares, siempre va a competir hasta el final. Sin embargo, el peso de la victoria puede ser muy caro si los 0 minutos disputados por Hezonja calientan y enfadan al genio de los balcanes. Demasiado talento para desperdiciarlo.

FICHA TÉCNICA

PANATHINAIKOS: Diamantidis (12), Slaughter (9), Giankovits (0), Gist (14), Batista (16). También jugaron Fotsis (9), Nelson (7), Lawal (4), Mavrokefalidis (0), Pappas (6) y Blums (0).

FC BARCELONA: Satoransky (7), Oleson (0), Doellman (21), Thomas (2), Tomic (8). Además, jugaron Pleiss (15), Navarro (17), Abrines (9), Huertas (2) y Nachbar (0).

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos