En junio de 2007, Txiki Begiristain realizaba una de las operaciones más brillantes de su etapa al frente de la dirección deportiva del Barça al fichar a Touré Yaya. Por nueve millones de euros, llegaba al equipo dirigido entonces por Frank Rijkaard un costamarfileño semi-desconocido, hermano de un central con algo más de nombre al que, con el tiempo, sobrepasó en prestaciones.

Touré Yaya permaneció tres temporadas en el equipo antes que, movido por su representante, abandonara el equipo dejando en las arcas del Barça 24 millones de euros. Touré demandaba más minutos en una posición en la que se había hecho fuerte Sergio Busquets, y prefirió marcharse al Manchester City donde se convirtió en uno de los jugadores mejor pagados de la Premier League.

Touré Yaya cumple hoy, 13 de mayo, 31 años. Pese a llevar ya cuatro años fuera del club, sigue siendo adorado por gran parte de la parroquia barcelonista, que no olvida su rendimiento en juego, implicación y goles.

Vídeo: canal YouTube del FC Barcelona.