3-2. Neymar conduce al Barça a Berlín

El FC Barcelona disputará el próximo 6 de junio la final de la Liga de Campeones en Berlín. Lo hará después de caer en el Allianz Arena ante el Bayern de Múnich por 3 goles a 2. Neymar, con un doblete en la primera parte, acabó con los sueños de los bávaros de eliminar al conjunto azulgrana.

Tres partidos. 270 minutos. Eso es lo que separa al Barça de cerrar una enorme temporada por la que hace apenas cinco meses nadie –incluido este cronista– daba un duro. Hoy, en Múnich, el equipo de Luis Enrique, por el que habríamos apostado aún menos, ha pasado a base de pegada por encima de un Bayern que perdió la eliminatoria en el Camp Nou.

Se esperaba con interés el modo en que Guardiola dispondría a los suyos sobre el césped, una vez que decidió repetir el once que perdió en Barcelona al descartar de inicio darla a Götze un puesto en la alineación. Y lo cierto es que el equipo bávaro produjo en el primer tiempo más ocasiones que en todo el partido de ida, lo que permitió a Ter Stegen demostrar que Zubizarreta no se equivocó en su fichaje.

No pudo hacer nada el portero alemán a los siete minutos cuando, a la salida de un córner, Benatia aprovechó el despiste de Sergio Busquets en la marca para poner el 1-0 en el marcador y levantar los ánimos de un Allianz Arena que veía posible el milagro. Ocurre, sin embargo, que este Barça tiene tres futbolistas arriba que no sólo se entienden de maravilla, sino que tampoco tienen piedad.

El equipo azulgrana, que ya había dado un par de sustos a Neuer, tardo en empatar siete minutos. Messi metió un balón en profundidad a Suárez para que el uruguayo regalara el gol a Neymar. Entre ese gol y el que pondría en ventaja al Barça –con idénticos protagonistas– pasarían quince minutos en los que los focos del imponente estadio muniqués se centraron sobre Marc André Ter Stegen, que tuvo tiempo para volar de palo a palo tras un remate de Müller, atajar un disparo a bocajarro de Lewandowski o salvar sobre la línea un balón que se colaba, ya después del 1-2.

Tras el descanso, El Barça decidió desconectar y el Bayern intentar ganar el partido. El conjunto catalán bajó los brazos tanto que permitió al rival rehacerse, volver a tener el balón y darle la vuelta al marcador. Primero fue Lewandowski, un fenomenal delantero, quien bailó en la frontal del área frente a Mascherano, se cambió el balón de pie y lanzó un disparo que batió a Ter Stegen en un tanto que el polaco ya había hecho hace unas temporadas al Madrid con la camiseta amarilla del Dortmund. Luego, a falta de un cuarto de hora, fue Müller quien puso por delante a su equipo con un duro chut desde fuera del área. 3-2 y el Allianz Arena enfervorecido con los suyos.

La comprensible pero inexplicable desconexión del Barça no fue suficiente para que se obrara el milagro y el Barça disputará su cuarta final de la Liga de Campeones en los últimos diez años. Hasta ahora, con pleno de victorias. Ahora falta saber si la final de Berlín será la soñada, la temida o una mucho menos intensa –que no dura– si la Juventus mantiene su ventaja en el Bernabéu.

FICHA TÉCNICA

Allianz Arena. 71.000 espectadores.
Árbitro: Mark Clattenburg (Inglaterra). Amonestó a Rafinha (40′), Thiago (45), Rakitic (64′), Lewandowski (76′), Alonso (81′), Rode (83′), Pedro (85′)

FC BAYERN: Neuer, Rafinha, Boateng, Benatia, Bernat, Thiago, Schweinsteiger (Javi Martínez, 87′), Alonso, Lahm (Rode, 67′), Müller (Götze, 87′) y Lewandowski.

FC BARCELONA: Ter Stegen, Alves, Piqué, Mascherano, Alba, Busquets, Iniesta (Xavi, 74′), Rakitic (Mathieu, 71′), Neymar, Suárez (Pedro, 45′) y Messi.

Goles: 1-0, Benatia (7′); 1-1, Neymar (14′); 1-2, Neymar (29); 2-2, Lewandowski (59); 3-2, Müller (73′).

Lee el 1×1 del Bayern-Barça

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos