Sin necesidad de firmar su mejor fútbol, el Barça remontó con tres goles de sus tenores (Messi, Neymar y Luis Suárez) para conseguir la victoria ante el PSG (3-1), asegurarse el liderato de su grupo y disponer de la ventaja de campo en la eliminatoria de octavos de final.

Es este Barça un equipo con un fútbol que no convence, pero gana sus partidos. Hoy tuvo la virtud de remontar a un conjunto de prestigio como es el Paris Saint Germain, y lo hizo desde la calidad de su tripleta de delanteros.

Da igual si intervienen más o menos los centrocampistas,  si su salida del balón desde atrás es más o menos limpia. Olvídense de las comparaciones, este equipo no tiene nada que ver con el que nos emocionó en el pasado, es otra cosa, un conjunto que no necesita jugar para ganar, incluso para golear. La única duda es saber su recorrido, si esta forma de entender el juego y la calidad de sus futbolistas les llevará hasta los títulos o se quedará en el intento.

El partido no empezó bien. En un día en el que la lección se tendría que saber de carrerilla, Luis Enrique apostó por cambiar de libreto. Un 3-4-3 con todos los centrales en el tapete. Los azulgrana ni se acogieron al efecto champán y, en la primera aproximación del Paris Saint Germain, encajó un gol.

Tanto apurarse para evitar las contras y una duda de Mascherano permitió a Ibrahimovic rematar solo desde dentro del área. Un suicidio en el primer cuarto de hora. La suerte para el Barça es que sin profundidad ni ideas, empató. Fue en un acción inhabitual, un servicio en largo de Mascherano, un control imposible de Suárez y un gol de oportunista de Leo. Total, 1-1 en 19 minutos, en los dos primeros remates a puerta.

El Barça tuvo muchos problemas ante la trama parisina. Neymar sufrió demasiado cerrando como lateral; Iniesta era incapaz de crear y los azulgrana se encomendaron al halo divino de Messi. Los azulgrana tenían problemas desde la construcción y no llegaban al área de Sirigu. Los franceses, con poco, creaban más sensación de peligro.

En dos minutos, Lucas Moura y Edison Cavani pudieron adelantar a su equipo. El extremo falló desde dentro del área pequeña un centro de Matuidi (min.29) y el uruguayo se encontró con Ter Stegen tras un servicio de Ibrahimovic (min.31).

Los de Luis Enrique no tenían continuidad en ataque ni solvencia en defensa, pero mejoraron en la recta final del primer tiempo. Se creyeron más su papel, ajustaron sus posiciones y tuvieron dos claras oportunidades. En la primera, Luis Suárez obligó a Sirigu a realizar una magnífica intervención (min.39), en la segunda Neymar se inventó un golazo.

Todo nació en una recuperación de Iniesta, pero el mérito fue de brasileño. Neymar progresó sobre el área contrario y lanzó un disparo parabólico desde 20 metros que puso a su equipo por delante en el marcador (2-1, m.41). Con más contundencia que fútbol, el Barça tenía el partido donde quería.

En la salida del segundo tiempo, el PSG se hizo con el partido. Andaba perdido el Barça, anestesiado por el resultado y esperando resolver en una contra. Marc Bartra, uno de los destacados hoy, salvó por dos ocasiones el tanto de los franceses y Laurent Blanc decidió poner más calidad en el campo con la entrada de Pastore por Verratti.

Luis Enrique decidió rehacer el dibujo y puso a Rakitic por Pedro (min. 67) para regresar al 4-3-3. El balón era del PSG, pero sin llegar a tener ocasiones y en cuanto el Barça decidió acelerar sus acciones, los franceses se rindieron.

A trece minutos para el final, en una jugada colectiva, Luis Suárez cazó un rechace de Sirigu y decidió el partido (3-1). El Barça de las dudas, que lo pasó mal durante muchos minutos, pudo acabar goleando. ¿Recuerdan aquel equipo de Ronaldo entrenado por Robson en el 96? Veremos su recorrido.

Ficha técnica:

3FC Barcelona: Ter Stegen;  Bartra (Adriano, min.90+2), Piqué, Mathieu; Mascherano, Busquets, Iniesta (Xavi, min.74), Messi; Pedro (Rakitic, min. 67), Luis Suárez y Neymar.

1PSG:  Sirigu; Van der Wiel, Thiago Silva, David Luiz, Maxwell; Verratti (Pastore, min.62), Motta, Matuidi (Lavezzi, min. 75); Ibrahimovic, Lucas Moura y Cavani.

Goles: 0-1, min.15: Ibrahimovic. 1-1, min.19: Messi. 2-1, min.41: Neymar. 3-1, min.77: Luis Suárez.

Árbitro: Martin Atkinson (ING). Mostró cartulina amarilla a Cavani (min.57)

Incidencias: 82.570 espectadores.

Lee el 1×1 del FC Barcelona –  Paris Saint Germain