3-1. Messi manda en el Barça

El FC Barcelona ha vencido por 3 goles a 1 al Atlético de Madrid en el Camp Nou en un partido que, a priori, apuntaba más a plebiscito que a victoria. Neymar, Suárez y un enorme Leo Messi han sido los autores de los tantos.

La tormenta se dio un respiro el Camp Nou. Los jugadores de Luis Enrique, con un Messi descomunal, decidieron difuminar, ni que fuera por 90 minutos, el caos en el que la institución está inmersa. Nada, ni los pitos al técnico ni los pañuelos, puede oscurecer al pequeño argentino cuando decide ser, de nuevo, el Messi de siempre, el mejor jugador del mundo.

Salió de entrada el rosarino pegado a la banda derecha y, como cuando despegó de la mano de Rijkaard, se dedicó a ejercer de bisturí dejando en evidencia una y otra vez a Gámez, el lateral rojiblanco que Simeone había elegido como titular en perjuicio de Siqueira. Con el apoyo de un batallador Suárez que se reencontró con el gol y de un magnífico Neymar, el Barça desplegó los mejores minutos de la temporada y, lo que es más importante, ante un rival que parecía tenerle cogida la medida.

Desde el principio se vio que el once blaugrana estaba conectado al partido. Tras el homenaje de la LFP a Messi como máximo goleador de la competición, el minuto de silencio por las víctimas del atentado contra Charlie Hedbo y la foto conjunta de ambos equipos reclamando justicia para Jorge Topo López, periodista argentino fallecido durante el mundial de Brasil y buen amigo de Messi y Simeone, el equipo de Luis Enrique decidió que era hora de congraciarse con su afición tras los últimos traspiés en Getafe o San Sebastián.

Tras un tímido ataque colchonero en el primer balón del encuentro, el equipo azulgrana se hizo con el esférico y tardó ocho minutos en llevar el primer peligro a la portería de Moyá y cuatro más en abir el marcador. Fue Messi quien, partiendo de extremo, se deshizo de Gámez, centró para Suárez y éste, en su pifia, ponía el balón franco para que Neymar marcara.

El tanto hizo que el Atlético diera un paso adelante y favoreciera el juego con espacios de los culés, y ahí Neymar y Suárez, apoyados por Messi, son un seguro de vida. Poco después de la media hora, el argentino, de nuevo desde la derecha, se aprovechaba de la diagonal de Neymar que arrastró a los centrales para ceder a Suárez y que el uruguayo hiciera el segundo. El Barça no tenía rival y el Atlético ni siquiera fue capaz de disparar a puerta en todo el primer tiempo.

Tras el descanso, algo había cambiado. Espoleados –si no abroncados– por su entrenador, los futbolistas colchoneros fueron más agresivos y en uno de sus ataques, Messi cometía un penalti sobre Gámez que transformaba Mandzukic. El mismo Undiano incapaz de ver delante de sus narices un planchazo de Giménez que hizo sangrar el tobillo de Neymar, no dudó en sancionar el contacto, leve pero contacto, sobre el lateral rojiblanco.

El 2 a 1 cambió el panorama del encuentro. El Atlético no dominaba claramente, pero sí se acercaba con más frecuencia a los feudos de Claudio Bravo, mientras que el Barça lo fiaba todo al correcalles en que se había convertido el envite. A falta de veinte minutos para el final, Simeone dio entrada a Fernando Torres en lugar de Gabi, mostrando así su ambición aun a riesgo de perder presencia en el centro del campo. Y el madrileño, siempre cómodo en el Camp Nou, a punto estuvo de lograr el empate en una contra bien llevada por Mandzukic que frustró el portero chileno. Ocurre, sin embargo, que un festival de Messi no es lo mismo sin su gol. Él lo sabe, el público lo sabe y sus compañeros lo saben también. Un balón largo en la banda izquierda para Luis Suárez acabó en un centro del uruguayo para Messi quien, tras una pared con Rakitic y un rebote en Raúl García, hacía el 3 a 1 y cerraba definitivamente un buen partido del Barça.

El público abandonó hoy el Camp Nou satisfecho y con buenas sensaciones, pero también debe tomar consciencia que, al menos a día de hoy, su equipo depende de lo que sean capaz de hacer tres de los mejores delanteros del mundo. Es mucho, sin duda, pero aún se necesita algo más para poder crear el juego que necesitan.

FICHA TÉCNICA

Camp Nou. 81.658 espectadores.
Árbitro: Alberto Undiano Mallenco (Comité Navarro). Amonestó a Gámez (20′), Mandzukic (32′), Juanfran (49′), Luis Suárez (58′), Tiago (64′), Griezmann (68′), Mascherano (73′), Messi (80′), Godín (81′)

FC BARCELONA: Bravo, Alves, Piqué, Mascherano, Alba, Busquets, Rakitic (Rafinha, 88′), Iniesta, Neymar, Luis Suárez (Pedro, 90) y Messi.

ATLETICO DE MADRID: Moyá, Juanfran, Giménez, Godín, Gámez (Siqueira, 82′), Gabi (Torres, 67′), Thiago, Turan, Koke, Mandzukic y Griezmann (Raúl García, 73′).

Goles: 1-0, Neymar (11′); 2-0, Suárez (34′); 2-1, Mandzukic (56′); 3-1, Messi (86′).

Lee el 1×1 del Barça-At. Madrid

Comparte este artículo

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on pinterest

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos