2-0. Un Barça con principio y final

Un gol en el primer minuto y otro en el último. Uno de Luis Suárez y otro de Leo Messi, una victoria de oro (2-0) ante el Valencia para seguir al frente del campeonato, pero mucho miedo en un partido clave, dominado abrumadoramente por los valencianistas en la primera parte y que el Barça consiguió rehacer en el segundo periodo.

En uno de esos partidos en los que se puede perder media liga, el Barça protagonizó una regresión al pasado. ¿Recuerdan aquel equipo que generaba ayayays y uyuyuys multitudinarios en la grada? Pues estamos en esa situación. Se salvó el equipo de Luis Enrique por la puntería de Luis Suárez, fundamental en este final de temporada. El uruguayo no falla en los momentos de la verdad, ni ante el City ni en París, ni tampoco frente al Real Madrid, hoy no fue una excepción.

54 segundos, una acción eléctrica y gol de Luis Suárez. El magnífico inicio del Barça no hacía prever lo que vimos después. El Valencia fue infinitamente superior en una primera parte en la que desnudó a los de Luis Enrique, con un planteamiento basado en la alta presión y crear dificultades para que los azulgrana pudieran sacar el balón jugado con garantías.

Seguramente tuvo mucho que ver la apuesta del técnico local, que previó un partido físico y puso en la media juntos a Mascherano y Busquets junto con Xavi. El argentino se enredó en la construcción, Busquets anduvo perdido y Xavi apenas pudo aportar nada.

En la primera parte, el fútbol no fue justo con el Valencia, que dio una lección en el Camp Nou. Se cansó el equipo ‘che’ de crear opciones de gol y Alcácer de fallarlas. También Parejo erró un penalti –una dudosísima pena máxima señalada por una tímida entrada de Piqué sobre Rodrigo– que detuvo Claudio Bravo.

Llegó 54 segundos tarde al partido el Valencia, pero el que no acabó de desperezarse fue el Barça, que tenía vías de agua en todas las zonas de su defensa, especialmente en la banda izquierda, donde Adriano naufragó, pero también en el centro, donde el excelso Piqué de otras tardes mostró su peor versión.

Si el Valencia no empató fue por la falta de puntería. Erró Rodrigo (min.4) y Parejo (min.10), éste de penalti. El balón era del Barça y el sufrimiento también. Al cuarto de hora, los locales habían cometido seis faltas por ninguna del Valencia, todo un síntoma de lo que se estaba viendo sobre el terreno de juego.

Remató fuera Otamendi (min.15) a la salida de una falta y también Alcácer, en dos ocasiones (min.18 y 21). Barragán puso en bandeja el empate al nueve valencianista (min.22), que tampoco acertó entre los tres palos. El Barça tomó mínimamente las riendas de la situación cuando Messi decidió incrustarse en la medular. Empezó a controlar su equipo, aunque sin demasiada profundidad.

Poco después Alcácer volvió a fallar dos goles más, remató al palo (min.33) y después fuera (min.39). En los últimos cinco minutos del primer tiempo, el Barça tuvo más presencia en ataque e incluso Messi pudo marcar el 2-0.  Leyó bien el partido Luis Enrique y rehizo el dibujo en el vestuario. Sacó del partido a un fallón Adriano y puso a Mathieu por la izquierda y a Mascherano como central. Rakitic entró en juego y el partido ya era del Barça, que se defendió con el balón y ya no sufrió tanto.

De hecho, el Valencia no llegó sobre la puerta contraria hasta el minuto 76, cuando Rodrigo obligó a Bravo nuevamente a intervenir. Antes Messi estrelló un lanzamiento de falta a la cruceta (min.65).  El Barça jugó mejor en el segundo tiempo, pero jugó demasiado con los nervios de los espectadores. Con el Valencia volcado, Messi marcó su gol 400 en el último suspiro del partido. Era una victoria trascendente, no podía fallar el Barça y no lo hizo. Otra cosa es cómo lo consiguió, pero eso sólo quedará en el recuerdo, no en la tabla clasificatoria.

Ficha técnica:

2FC Barcelona:  Bravo; Alves, Piqué, Mathieu, Adriano (Rakitic, min.46); Mascherano, Busquets, Xavi (Sergi Roberto, min.80) ; Messi, Suárez (Pedro, min.65)  y Neymar.

0Valencia: Alves; Barragán, Mustafi, Otamendi, Orbán (Gayà, min.46); Fuego, André Gomes, Parejo; Feghouli (Cancelo min.68), Rodrigo y Alcácer (Negredo, min.74).

Goles: min.1: Luis Suárez. min.90+4: Messi.

Árbitro: José Luis González González (Castellano-leonés). Mostró cartulina amarilla a Adriano (min. 27), Javi Fuego (min.28), Orban (min.36), Mascherano (min.54), Otamendi (min.67), Rakitic (min.78), Mustafi (min.79) y a Bravo (min.90+1).

Espectadores: 92.915 en el Camp Nou.

Comparte este artículo

Artículos relacionados

Artículos recientes

Síguenos